Religión Confidencial

José Luis Orella, experto en Iglesia anglicana: "El número de conversiones se ha multiplicado cuando la Iglesia ha tenido un liderazgo fuera de lo común con Juan Pablo II y Benedicto XVI"

El profesor de Historia Moderna de la Universidad CEU San Pablo, José Luis Orella explica la situación de los anglicanos y de la Iglesia de Inglaterra al hilo de los últimos acontecimientos. La apertura de una vía en la Iglesia católica para recibir a los conversos, la vinculación de los anglicanos con la política por su estructura y las últimas decisiones tomadas en iglesias nacionales sobre la ordenación de mujeres están generando un reguero de conversiones.

En estos días, los anglicanos han pasado al primer plano de los medios de comunicación por la elección del nuevo primado, el obispo de Durham Justin Welby. También por la negativa del Sínodo de la Iglesia de Inglaterra de permitir las ordenaciones episcopales femeninas por una exigua diferencia en la votación.

La elevación de mujeres al ministerio episcopal ya se producía en EEUU, mientras que en África y ahora en Inglaterra se han negado. El profesor de Historia Moderna de la Universidad San Pablo CEU, José Luis Orella, ha explicado a Religión Confidencial que la Comunión anglicana, a la que se afilian las iglesias locales, "sirve para poco, es un intento de tener cierta visibilidad internacional, pero como no es una iglesia sino un conjunto de iglesias nacionales, al final cada una hace lo que quiere". Esa es la razón de que cada región tome sus propias decisiones acerca de si permitir o no alguna práctica.

Sorprendieron las declaraciones de Cameron y de Rowan Williams, el anterior primado, que confesaban su tristeza por el resultado de la votación y por no hacer de la iglesia anglicana una institución "moderna". No hay que olvidar que "el clero anglicano es un funcionariado del Estado y se adapta a las decisiones políticas del gobierno de turno, como cualquier órgano administrativo más. Por eso la práctica religiosa es tan baja, en Inglaterra incluso menor que la católica. Por tanto, los laicos practicantes tienen que ser conservadores porque los que no lo son, sencillamente no van", declara el profesor.

El fenómeno de las conversiones a otras ramas del cristianismo se ha avivado en los últimos tiempos, especialmente tras la apertura del ordinariato especial que decretó Benedicto XVI para aquellos que quisiera regresar al catolicismo. "Los anglicanos practicantes buscan una vida de Fe; ante la incertidumbre, buscan en la raíz de la religión cristiana y en los Padres de la Iglesia y se encuentran que la Iglesia Católica es la que mantiene el depósito de la Fe y la tradición, por lo que el número de conversiones se ha multiplicado cuando la Iglesia ha tenido un liderazgo fuera de lo común con el Beato Juan Pablo II y el actual pontífice Benedicto XVI", aclara Orella.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?