Zoom

Continúan las investigaciones de la explosión de la parroquia Virgen de la Paloma

Explosión en la Parroquia Virgen de la Paloma de Madrid.
photo_camera Explosión en la Parroquia Virgen de la Paloma de Madrid.

Ha pasado casi un año. A todos nos conmovió la explosión que tuvo lugar el 20 de enero de 2021, producido por una fuga de gas en un edificio perteneciente a la parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, ubicado en la calle Toledo, 98. La parroquia está encomendada al Camino Neocatecumenal. 

Como consecuencia de la explosión fallecieron cuatro personas y dejó once heridos. Dos fallecidos eran viandantes de la zona: Javier y Stefko. El tercero fue el sacerdote Ruben Pérez Ayala, del Camino Neocatecumenal y uno de los presbíteros de la parroquia Virgen de la Paloma. El cuarto un amigo del sacerdote, fiel de la parroquia, del Camino: David Santos Muñoz, electricista de 35 años y padre de cuatro niños. Había ido a echar una mano. La explosión destruyó cuatro plantas. 

Según cuenta Aciprensa, la parroquia de la Virgen de la Paloma de Madrid reclamará por la vía civil para conocer las causas de la explosión. El portavoz de la parroquia ha aclarado que de las investigaciones se deduce "que la fuga de gas estaba en el exterior, pero no se indagó en posibles causas ni se investigaron las actuaciones o posibles omisiones de Naturgy y del Canal de Isabel II”. 

Por este motivo, se disponen ahora a reclamar por la vía civil la presunta actuación negligente de ambas empresas suministradoras. El despacho de abogados que lleva el caso es Dexia Abogados, dedicado en exclusiva al derecho penal. 

Se da la circunstancia de que la decisión de reclamar por la vía civil por parte de la parroquia se produce después de que la Audiencia Provincial de Madrid desestimara el recurso de apelación presentado el pasado mes de junio por todas las partes para que se siguiera investigando la explosión.

“En el auto que nos han hecho llegar estas Navidades se desestima cualquier procedimiento por la vía penal, y se da por válida aquella instrucción inicial que duró apenas cuatro semanas y se limitó a constatar la inocencia de los fallecidos y la correcta instalación por parte de la parroquia de La Paloma”, ha explicado un portavoz de la parroquia. 

Se vislumbra una investigación larga y ardua, tras demostrar que la parroquia no es responsable y que hay que pedir cuentas a otras empresas suministradoras. Es de derecho y es de justicia. Y se lo deben a las familia de los fallecidos. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?