Vaticano

Qué contiene el libro póstumo de Benedicto XVI

"Qué es el cristianismo. Casi un testamento espiritual", el papa alemán expresa su preocupación por la "intolerancia" de las sociedades occidentales "contra la fe cristiana"

Benedicto XVI.
photo_camera Benedicto XVI.

Hoy viernes se pone a la venta en Italia el libro póstumo sobre las memorias de Benedicto XVI posteriores a su renuncia al pontificado. Se titula Qué es el cristianismo (Mondadori)  y con el subtítulo "casi un testamento espiritual". 

En la que el propio Benedicto XVI califica como su "última obra", y que tenía previsto publicar tras su muerte, el papa alemán expresa su preocupación por la "intolerancia" de las sociedades occidentales "contra la fe cristiana". "Se presenta de forma cada vez más autoritaria", afirma, recoge La Croix. 

Últimas reflexiones  

En los años inmediatamente posteriores al Concilio Vaticano II, el volumen "Introducción al cristianismo" dio a conocer al público en general a un joven teólogo alemán. Hoy, al final de su vida y como Papa emérito, Benedicto XVI lega esta obra a todos los hombres para compartir sus últimas reflexiones sobre algunos temas fundamentales de la religión cristiana, dice la sinopsis del libro. 

En el centro del mismo, está la misericordia de Dios, que nace de una pasión de amor por toda criatura. Los sacerdotes están al servicio de Dios, llamados a estar en su presencia ya ser testigos de su amor. 

Diálogo con otras religiones 

El libro también trata los temas del diálogo con otras religiones, con los judíos, el pueblo de la promesa, con las confesiones cristianas, con el mundo. Este diálogo, sin embargo, no puede ignorar los contenidos centrales del credo: la encarnación del Hijo de Dios, la fe en la muerte y resurrección de Jesús, la presencia eucarística, la comunión fraterna en la Iglesia, los temas centrales de la moral cristiana. 

"Como dice el subtítulo, el volumen es casi un testamento espiritual, dictado por la sabiduría del corazón de un maestro siempre atento a las expectativas y esperanzas de los fieles", señala la sinopsis. 

En los años pasados ​​en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano, su presencia discreta y sus oraciones fueron un apoyo importante para la vida de la Iglesia. Desde allí observó con benevolencia la naturaleza, espejo del amor de Dios creador, de quien venimos y hacia quien nos dirigimos. 

Desde allí miró a su país de origen, Alemania, a Italia donde pasó buena parte de su vida, a Francia que lo acogió en su Académie, a toda Europa. A estos países confía el Papa emérito, con voz débil pero apasionada, su petición de no renunciar a la herencia cristiana, que es un patrimonio precioso para toda la humanidad. En vida, Benedicto XVI no siempre fue entendidoSin embargo, nadie ha podido negar la lucidez de su pensamiento y la fuerza de sus argumentos, que recoge admirablemente esta última obra.

Destrucción de sus notas personales 

"Este volumen, que reúne los textos que escribí en el monasterio Mater Ecclesiae, se publicará después de mi muerte". Las palabras son de Benedicto XVI. Aunque el papa alemán, fallecido el 31 de diciembre, ordenó la destrucción de sus notas personales, sí autorizó la publicación de textos teológicos elaborados tras su renuncia en 2013.

Este libro es una colección de 16 textos, la mayoría de ellos escritos en torno al año 2018. Discursos, cartas, artículos: algunos ya son conocidos. Pero entre ellos, cinco son, en todo o en parte, inéditos. Se refieren, entre otras cosas, al diálogo islámico-cristiano, la definición del concepto de religión o el significado de comunión.

Pero esta "última obra", en italiano, como la llama el propio predecesor de Francisco, contiene sobre todo un texto inédito titulado "Monoteísmo y tolerancia", en el que el papa alemán critica duramente "la creciente intolerancia ejercida precisamente en nombre de la tolerancia" en las sociedades contemporáneas.

Sobre el pensamiento moderno 

"De hecho, el Estado moderno del mundo occidental se considera en parte una gran potencia de tolerancia, que rompe con las tradiciones insensatas y prerracionales de todas las religiones", escribe Benedicto XVI. Además, "por su manipulación radical del hombre y la alteración de los sexos mediante la ideología de género, se opone especialmente al cristianismo", apunta La Croix. 

Para Benedicto XVI, que basa su reflexión en varios pasajes del Antiguo Testamento, "el pensamiento moderno ya no quiere reconocer la verdad del ser, sino que quiere tomar el poder sobre el ser. Quiere remodelar el mundo según sus propias necesidades y deseos". 

Críticas al relativismo contemporaneo 

En estas páginas, que se hacen eco de las críticas del cardenal Ratzinger al relativismo contemporáneo, el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe critica la "pretensión dictatorial de tener siempre la razón" y "el abandono de la antropología cristiana y del estilo de vida que de ella se deriva, por considerarla prerracional". "La intolerancia de esta aparente modernidad contra la fe cristiana", continúa Benedicto XVI "no se ha convertido todavía en persecución abierta. Sin embargo, se presenta de forma cada vez más autoritaria, pretendiendo conseguir, con la legislación que de ella se deriva, la extinción de lo que es cristiano en esencia."

Sobre el libro con el cardenal Sarah 

Otro texto destacable: el libro contiene también una versión modificada de un texto sobre el sacerdocio, que causó revuelo en 2019, cuando apareció en un libro del que eran coautores el cardenal Robert Sarah y el papa emérito [Desde lo más hondo de nuestros corazones], justo antes del Sínodo de Amazonia, donde se abrió el debate sobre la necesidad del celibato sacerdotal. La publicación de este libro había desencadenado una intensa polémica, con algunos cuestionando la voluntad de Benedicto XVI de hacer público realmente el texto.

Ahora, la inclusión de estas páginas en este nuevo volumen, querido e ideado por Benedicto XVI, y confiado al cuidado de su biógrafo italiano Elio Guerriero, indica claramente que el papa emérito sí asumió esta reflexión. Y que no lo destinó a uso privado. Tras desarrollar diversos aspectos teológicos sobre el significado de la Eucaristía y el papel del sacerdote, el predecesor de Francisco llega a la conclusión de que el sacerdocio va unido a una "abstinencia ontológica" y que "la capacidad de renunciar al matrimonio para estar totalmente a disposición del Señor se ha convertido en un criterio para el ministerio sacerdotal".

Teólogo del magisterio pontificio 

Esta obra, llevada a cabo por un papa que se afanó en distinguir, durante su pontificado, su labor como teólogo del magisterio pontificio, no había sido planificado tras su renuncia en 2013. "Cuando el 11 de febrero de 2013 anuncié mi renuncia al ministerio de sucesor de Pedro, no tenía ningún proyecto sobre lo que haría en mi nueva situación", explica Benedicto XVI en el breve prólogo que introduce el texto. "Estaba demasiado cansado para poder planificar más trabajo".

Pero el entonces papa emérito dice que retomó lentamente "(su) trabajo teológico" tras la elección del papa Francisco. "Así, a lo largo de los años, han ido tomando forma una serie de pequeñas y medianas contribuciones, que se presentan en este volumen".

El libro póstumo de Benedicto XVI.
El libro póstumo de Benedicto XVI.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?