Diócesis

Caso Fundaciones: investigados solicitan al arzobispado la conclusión de la investigación canónica. No hay respuesta

El sacerdote Javier Belda, responsable de esta indagación, utilizó su supuesta relación con el Papa Francisco como argumento de su defensa en el juzgado

Carlos Osoro y el obispo auxiliar José Cobo, con el Papa Francisco.
photo_camera Carlos Osoro y el obispo auxiliar José Cobo, con el Papa Francisco.

Tal y como publicó Religión Confidencial,  fuentes del arzobispado de Madrid han confirmado a RC que la investigación canónica llevaba a cabo por el sacerdote Javier Belda sobre el “caso Fundaciones” que realizó en un primer momento por encargo del Arzobispado, ya ha concluido. 

La investigación canónica pretendía dirimir, entre otras cuestiones, (hay juicios pendientes) si las ventas de algunas propiedades de las fundaciones fueron o no perjudiciales para dichas fundaciones y si hubo personas que se enriquecieron injustamente a través de ellas.

"Caiga quien caiga"

El cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, en una entrevista a Alfa y Omega dijo: “Le aseguro que vamos a llegar al fondo, caiga quien caiga. Mi preocupación es proteger el patrimonio de las fundaciones y que se cumplan sus fines fundacionales. Y vamos a llevar a cabo las acciones necesarias para que así sea”.

También señaló que las primeras conclusiones de dicha investigación canónica las presentó al Papa en persona, se había garantizado la continuidad de la parroquia de San Jorge y de la residencia Santísima Virgen y San Celedonio, al tiempo que avanzan las negociaciones para proteger a los inquilinos de los pisos de la Fundación Fusara. Osoro adelantó que también se ultima un nuevo sistema de trazabilidad y monitorización para todas las fundaciones.

Silencio por respuesta

Pues bien, esta investigación canónica que es esencial, a la que tienen derecho conocer los investigados, no se ha hecho pública hasta la fecha. Según ha podido saber RC, algunos de los investigados han solicitado al arzobispado de Madrid dicho informe y de momento, han recibido un silencio por respuesta.

Entre tanto, el sacerdote Javier Belda continúa como secretario de las Fundaciones, además de que el despacho de abogados, del que es administrador único, CMC BIOTHEC SL, es el que lleva la defensa del arzobispado y de las fundaciones de los juicios pendientes.  El abogado que lleva estos pleitos es Aitor Canales, que también trabaja en CMC BIOTHEC. Según ha podido saber RC, recientemente se ha incorporado a dicho despacho, el hermano del obispo auxiliar de Madrid José Cobo.

Relación con el Papa Francisco

Como también adelantó RC, dos abogados a título personal, se querellaron contra Belda por falsedad documental al declarar que era abogado, cuando no lo era. Solo es licenciado y doctor en Derecho Canónico, según el mismo Belda ha declarado ante los juzgados de Madrid.  

En la declaración ante el juzgado, por la querella interpuesta contra él, Belda, al que el cardenal Osoro nombró investigador canónico para unas fundaciones civiles, utilizó su supuesta relación con el Papa Francisco como estrategia argumental de defensa.

En la parte del interrogatorio correspondiente al abogado de la defensa, Aitor Canales, en un litigio en el que se está dirimiendo si Javier Belda ha actuado como abogado civil, una vez que ha aclarado que sólo es licenciado y doctor en Derecho Canónico, el abogado de la defensa le pregunta: “Ha dicho usted que no tiene página web, ¿usted cuántas veces ha podido estar con el Santo Padre?”. Belda responde: “Muchísimas”. El abogado de la defensa interviene de nuevo: “Cada vez que está usted con el Santo Padre, ¿se realizan fotografías ahí en el Vaticano?”. “Sí, cada acto en el que participa el Santo Padre tiene un fotógrafo oficial”, responde Belda.

Fotografías con el Papa

Inmediatamente el abogado de la defensa le pregunta que “Usted ha dicho que CMC ni tiene página web y ni ha colgado ninguna foto usted haciendo publicidad…” Y la respuesta de Belda es la siguiente:

“Jamás, fíjese que hay un detalle, con la apertura de la investigación canónica, el 18 de diciembre del año pasado, si no me acuerdo mal, su eminencia el cardenal, con el obispo auxiliar y yo como responsable de la investigación canónica, acudimos a presentar los primeros resultados de la investigación, porque las denuncias habían llegado a Roma, se habían presentado… en ese acto se realizó una fotografía, en la cuál sale el Santo Padre, su eminencia el Cardenal, el obispo auxiliar y estoy yo. Por petición expresa, porque yo trabajo en ámbitos excesivamente delicados, por tanto, pretendo evitar cualquier tipo de publicidad, en la propia fotografía, pedí expresamente que yo no apareciera, de hecho se cortó y el comunicado de prensa del arzobispado, que lo tenemos, no aparezco. Esa fotografía completa solo ha sido publicada en una ocasión, por esa web que le digo que está directamente relacionada con estos señores. Yo jamás he hecho, no solo ningún alarde, sino que, como comprenderá señoría, cuando yo defiendo a sacerdotes acusados de este tipo de cosas, no estamos hablando solo de la sanción penal canónica que se le pueda imponer, sino estamos hablando también que se está poniendo en duda la propia vocación del sujeto. Con lo cual, el tratamiento que yo le debo dar es una reserva absoluta. Con lo cual, de hecho, en el caso de Zanchetta, fíjese, el único motivo por el que aparezco es exclusivamente porque hubo un comunicado de prensa que se malinterpretó que decía que iban a detener al Sr. Zanchetta, cosa que no era cierta, entonces me pidió expresamente que, por favor, como portavoz suyo, hablase para aclarar que no iban a detenerlo”.

Origen de la investigación canónica

Javier Belda es en la actualidad secretario de varias Fundaciones civiles y canónicas que presiden, por delegación del arzobispo de Madrid, el diácono permanente Fausto Marín.

Belda reconoce que su actuación como investigador canónico se originó por la propuesta de venta de una parroquia por parte de una de las Fundaciones.

“No, el problema –declara Belda- es que las actas, aunque la fundación es civil, quien representaba, quien ejercía la presidencia, la hacía con una delegación canónica, porque el presidente nato era el cardenal de Madrid. Lo que se abre es un proceso de investigación canónica, a raíz de una denuncia canónica, porque se vendió una parroquia, que formaba parte del patrimonio de estas fundaciones, la parroquia de San Jorge. Se abre un procedimiento San Jorge”.

Ampliación de la querella

Los mismos abogados han ampliado la querella por fraude ante la Hacienda Pública y por estafa a los estudiantes.

En el escrito, los abogados indican que Belda ha hecho especial énfasis en que él asesoraba a las Fundaciones, pero única y exclusivamente en el ámbito del derecho canónico y una supuesta “investigación canónica”, aunque los querellantes afirman que él se ha presentado como abogado y ha asesorado jurídicamente a las fundaciones en materias civiles, contractuales, urbanísticas y administrativas.

Los querellantes recuerdan en su escrito ante el juzgado: “Si hablamos de Derecho Canónico y de esas supuestas investigaciones canónicas, son cosas exclusivamente de dentro de la Iglesia, cosas de "pecado”, según el Código de Derecho Canónico. ¿Qué cosa espiritual investigaba el Sr. Belda? ¿Qué pecado? ¿Qué relación espiritual se quieren inventar para que el investigado asesore sobre aspectos jurídicos concretos como nulidades contractuales, interpretaciones legales, vicios de consentimiento o cláusulas mercantiles? (….) Lleva actuando como asesor jurídico y cobrando por ello”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes