Un máster en vida espiritual

Jesús Higueras.
Jesús Higueras.
  1. Acompañamiento espiritual 
  2. Vitalidad y actividad 
  3. Diálogo profundo con personas 
  4. Una invitación a descubrir la fe 
  5. Caminar con Cristo en tu propia historia 
Parroquía Santa María de Caná en Pozuelo de Alarcón.
Parroquía Santa María de Caná en Pozuelo de Alarcón.

No es habitual que en esta sección de referencias bibliográficas de reciente aparición traiga un libro de espiritualidad. Y no lo es porque sea un tipo de literatura que yo no frecuente, ni mucho menos. La perspectiva dominante aquí es la del diálogo entre la fe y la cultura, el pensamiento actual, la respuesta cristiana a las inquietudes humanistas, históricas, de pensamiento, sociales, incluso políticas, que nos ocupan. Sin embargo, en este ocasión, vamos a hacer una excepción. Por el libro, y no lo voy a negar, por el autor.

Acompañamiento espiritual 

 Gran servicio éste el que hace don Jesús Higueras volcando su experiencia de acompañamiento espiritual a personas en estas páginas. Gran servicio no solo porque la metáfora del chequeo espiritual funciona, se entiende con toda claridad, sino porque, con un estilo sencillo, en el que predominan las interpelaciones al lector en forma de preguntas, va construyendo el edificio de la relación del alma con Dios, con Cristo.

Para los que no estén al día de la vida de la Iglesia, hay que aclarar que Jesús Higueras, don Jesús, como le llaman los suyos, es el párroco de la famosa Santa María de Caná de Madrid, una de las comunidades parroquiales de referencia. 

Vitalidad y actividad 

Una parroquia en Pozuelo que se ha convertido en el foco de las miradas de no pocos. Si podemos hablar en términos de éxito humano, que no me parece la medida más adecuada por estar basada en lo cuantitativo y evidente, Caná sigue de moda por su vitalidad, por su actividad, por lo completo de su oferta como compañía de vida.

Hay que aclarar que “el milagro” de Caná se debe, en gran medida, a su párroco. Pero no sólo a su párroco. Si rascamos un poco más percibimos que cuenta con un equipo sacerdotal de primera, con algunas de las mentes más preclaras de la Iglesia actual a su lado. Por otra parte, es una parroquia que se caracteriza por acoger a los sacerdotes jóvenes, de muy diversas procedencias, y prepararles para que despeguen solos hacia otros lares.

Pero no se trata aquí de hablar de la parroquia, sino del libro, un poco síntesis de su experiencia espiritual parroquial de Jesús Higueras. Por cierto, en varias ocasiones hace él referencia a su parroquia.

Diálogo profundo con personas 

Como se puede comprobar por los ejemplos que va desgranando a lo largo de las páginas, este libro de invitación y aliento a la vida espiritual recoge mucha experiencia de horas de diálogo profundo con personas en las más diversas circunstancias. No habla de una espiritualidad especulativa, sino de la experiencia de acompañamiento.

Una de las ventajas de este chequeo espiritual, en el que el lector, parta de dónde parta, se ve interpelado, es que se dirige al hombre y a la mujer de la calle. Es ajeno al clericalismo que también impregna algunos libros de vida espiritual, en la medida en que reflejan y proponen horizontes de experiencia de encuentro con Cristo alejadas de la refriega del día a día de quienes no viven a la sombra del apartamiento del mundo.

Una invitación a descubrir la fe 

Si alguien se pregunta a qué escuela espiritual pertenece el autor de este libro, le diré que a la de la espiritualidad clásica, síntesis de lo mejor de la vida y el pensamiento de los santos. Es cierto que predominan las referencias a hechos de vida y a santos de la tradición española. En este sentido, Santa Teresa de Jesús ocupa un lugar preeminente. Siempre desde la perspectiva de la santificación de la vida personal universal en medio del mundo.

 

Hay que destacar que este libro se configura, incluso, como una invitación a descubrir la fe y su significado para la vida, sin dicotomías, sin reducciones, sin cesiones a determinados lugares comunes.

Caminar con Cristo en tu propia historia 

“La vida cristiana no es proponerse un sinfín de metas, para luego ir tachando los objetivos cumplidos. Más bien se trata de vivir con Cristo, de caminar con Él por tu propia historia”, dice.

Lo primero es la mística, luego la ascética. Es decir, el que no ha saboreado a Dios, el que no ha conocido a Dios, el que no ha deseado a Dios, el que no ha tenido un encuentro con Dios, el que no se ha reído en Dios, el que no ha disfrutado de la vida en Dios, que no se le ocurra machacarse con negativas y prohibiciones de un Dios que agobia.

Por eso es importante empezar con una propuesta sobre quién es Dios. Aquí está clara. 

Chequeo espiritual

Jesús Higueras

Palabra

Chequeo espiritual.
Chequeo espiritual.

Video del día

Decenas de inmigrantes malviven en las calles de Lleida
Comentarios