Iglesia-Estado

Jesús Higueras, en la inauguración del edificio de la Fundación Caná para personas con discapacidad: “Estos niños son un signo para la sociedad”

Susana Pérez, alcaldesa de Pozuelo: “Es una labor maravillosa. Aquí se dignifica a las personas, se sienten queridos. Quien entra, termina creyendo”

Carlos Osoro, junto a Jesús Higueras, bendice el nuevo edificio de la Fundación Caná.
photo_camera Carlos Osoro, junto a Jesús Higueras, bendice el nuevo edificio de la Fundación Caná.

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, junto al párroco de la Iglesia Santa María de Caná en Pozuelo de Alarcón, D. Jesús Higueras, bendijo ayer el nuevo edificio de la Fundación Caná ubicado en el entorno de la parroquia. La Fundación acoge a un total de 200 niños con discapacidad intelectual.

El acto contó con la alcaldesa del municipio, Susana Pérez, (PP), corporación que ha cedido los terrenos para levantar esta obra benéfica y de servicio. 

Un modo de existir que es distinto al tener 

“Estos niños son un signo para la sociedad. Muestran que hay una vida que no es lo material ni el logro, sino que por el mero hecho de existir hacen felices a sus familias y a muchas gentes. Además, provocan ternura. Hay un modo de existir que es más importante que el tener, que es el ser”, declaró Jesús Higueras a Religión Confidencial durante la inauguración.

Higueras agradeció la sensibilidad de la alcaldesa que ha entendido muy bien este proyecto y que ha contado con el apoyo del arzobispado de Madrid. La edificación del edificio ha sido sufragada por la parroquia, donaciones de fieles, particulares y benefactores que han contribuido a levantar la sede de esta Fundación, ubicada en un lugar céntrico de Pozuelo para dar visibilidad a estos niños y jóvenes con discapacidades. 

Se trata de la primera vez que una parroquia se lanza a un proyecto de constituir una Fundación para contribuir a la educación y estimulación de niños y personas con discapacidades. “Es una señal de la nueva evangelización, porque si la fe no se convierte en amor, no es fe. Hay mucha gente y familias que vienen aquí y que no son creyentes, y vienen encantadas”, señala Higueras.

Críticas de la izquierda a este proyecto 

Por su parte, la alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez a preguntas de Religión Confidencial, asintió que este proyecto es una iniciativa de colaboración entre Iglesia y administración pública. "El ayuntamiento de Pozuelo disponía de este terreno, era patrimonio de todos, y se lo hemos cedido a la Fundación Caná. Creemos que la labor que se hace en esta Fundación no se conoce lo suficiente”.

Susana Pérez, visiblemente emocionada por la respuesta y el agradecimiento de las familias, y el cariño de los niños y jóvenes con discapacidad intelectual que acuden a esta Fundación, recordó que, en el pleno del ayuntamiento, el partido socialista y Unidas-Podemos votó en contra de la cesión, que sí contó con el apoyo de Vox y Ciudadanos.

“Pienso que Podemos se opuso porque se cedieron los terrenos a una Fundación de la Iglesia Católica. Si se hubiera otorgado a una Fundación de `todas, todos y todes’ no creo que hubieran puesto problemas. Nadie puede poner un pero a esta labor. Cuando se tiene un hijo con esta problemática, ofrecer un lugar como este, saber que sus hijos están en buenas manos y como ha dicho D. Jesús, saber que aquí se les quiere, es una labor maravillosa”, explica Pérez.

Dignificar a las personas 

A la pregunta de Religión Confidencial, sobre aquellos que critican a la Iglesia Católica porque no dedica más recursos a obras sociales, y luego se oponen a estos proyectos, en opinión de la alcaldesa de Pozuelo “critican porque se trata de la Iglesia Católica, y es la moda criticarla. La izquierda tiene que criticar a la Iglesia Católica”.

Por último, la alcaldesa de Pozuelo después de recordar que esta Fundación está abierta a todos, creyentes y no creyentes, dijo: "Pero quien entra en esta Fundación termina creyendo. Fíjate, me ha emocionado ver un cuarto de baño con una grúa que permite a los niños con discapacidad poder estar solos en ese momento, con la puerta cerrada.  Esto dignifica a las personas, sobre todo a las personas con discapacidad.  A mí se me han saltado las lágrimas”.

Doscientas familias 

Fundación Caná es una asociación de padres creada para dar respuesta a las necesidades de ocio de sus hijos con discapacidad que nació en el año 2000 con el nombre de ADIPO. Ligada a Santa María de Caná desde sus inicios, en abril de 2016 se constituyó como Fundación Caná, pasando a tener reconocimiento canónico. En 2017 se inauguró la sede en Santa María de Caná. En estos momentos, cuenta con más de 200 familias asociadas.

La sede está formada por tres plantas compuesta por distintas salas completamente equipadas para ayudar a los niños en su desarrollo, estimulación y educación.

La directora de la Fundación, Reyes Hernández explicó a RC, que de los 200 chicos que acuden a este centro (ocho con parálisis cerebral) el más pequeño tiene 11 y el mayor 54. “En estos momentos tenemos una plantilla de 14 personas con cuatro autónomos. Tenemos un total de 24 niños que acuden diariamente al centro a recibir clases de 9 a 5. Por las tardes hay distintos talleres y los fines de semana, actividades de ocio". 

Por su parte, el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, afirmó durante el acto: “Lo que inauguramos hoy es una obra de amor. Esta obra es querer a los demás, y sobre todo a las personas con necesidades especiales. Esta es una obra de predicación porque el Evangelio se tiene que mostrar en obras”.

En este vídeo se puede ver las palabras de Osoro, Higueras y la alcaldesa durante la inauguración del edificio de la Fundación. 

Reyes Hernández, Jesús Higueras, Susana Pérez y Carlos Osoro.
Reyes Hernández, Jesús Higueras, Susana Pérez y Carlos Osoro.

 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes