Mundo

El Vaticano y la Iglesia Católica de Reino Unido rinden homenaje a Isabel II

Cardenal Nichols, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra: "La fe cristiana marcó cada día de su vida y actividad"

La reina Isabel II y el Papa Francisco.
photo_camera La reina Isabel II y el Papa Francisco.

La Reina Isabel II de Reino Unido ha fallecido "en paz" a los 96 años, en la tarde del jueves 8 de septiembre de 2022, festividad de la Natividad de la Virgen, en su residencia de Balmoral y rodeada por toda su familia, según el comunicado del palacio de Buckingham.

El Santo Padre Francisco ha enviado un telegrama de pésame al nuevo rey del Reino Unido, Carlos III, al pueblo británico y a toda la Commonwealth. 

Vida de servicio incansable 

“Me uno para rezar por el eterno descanso de la difunta Reina, y para rendir homenaje a su vida de servicio incansable al bien de la Nación y de la Commonwealth, a su ejemplo de devoción al deber, a su testimonio inquebrantable de fe en Jesucristo y a su firme esperanza en sus promesas”, escribe el Papa Francisco en el telegrama de pésame dirigido a Su Majestad el Rey Carlos III de Inglaterra, informa Vatican News

Asimismo, el Papa Francisco eleva sus oraciones para encomendar la noble alma de la difunta Reina a la bondad misericordiosa de nuestro Padre Celestial. Al mismo tiempo, el Pontífice asegura “a Su Majestad mis oraciones para que Dios Todopoderoso le sostenga con su gracia infalible al asumir ahora sus altas responsabilidades como Rey. Sobre usted y todos los que aprecian la memoria de su difunta madre, invoco una abundancia de bendiciones divinas como prenda de consuelo y fortaleza en el Señor”.

Palabras del arzobispo de Westminster

Por su parte, el Cardenal Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales, rindió homenaje a la Reina. Estas son sus palabras

“El 21 de abril de 1947, en su vigésimo primer cumpleaños, la princesa Isabel dijo: 'Declaro ante todos ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, la dedicaré a su servicio'.

“Ahora, setenta y cinco años después, estamos desconsolados por nuestra pérdida por su muerte, y tan llenos de admiración por la forma infalible en que cumplió esa declaración.

“Incluso en mi dolor, compartido con tantos en todo el mundo, me llena un inmenso sentimiento de gratitud por el regalo al mundo que ha sido la vida de la reina Isabel II.

Su fe cristiana 

“En este momento, oramos por el descanso del alma de Su Majestad. Lo hacemos con confianza, porque la fe cristiana marcó cada día de su vida y actividad.

“En su mensaje navideño del Milenio, dijo: 'Para muchos de nosotros, nuestras creencias tienen una importancia fundamental. Para mí, las enseñanzas de Cristo y mi propia responsabilidad personal ante Dios proporcionan un marco en el que trato de llevar mi vida. Yo, como muchos de ustedes, he obtenido un gran consuelo en tiempos difíciles de las palabras y el ejemplo de Cristo.

“Esta fe, tantas veces y tan elocuentemente proclamada en sus mensajes públicos, ha sido una inspiración para mí, y estoy seguro que para muchos. La sabiduría, la estabilidad y el servicio que encarnó constantemente, a menudo en circunstancias de extrema dificultad, son un legado brillante y un testimonio de su fe.

“Nuestra oración es que ahora sea recibida en la presencia misericordiosa de Dios, para reunirse allí con su amado Príncipe FelipeEsta es la promesa de nuestra fe y nuestro profundo consuelo.

“La reina Isabel II seguirá siendo, siempre, una luz brillante en nuestra historia. Que ahora descanse en paz. Oramos por Su Majestad el Rey, mientras asume su nuevo cargo incluso mientras llora a su madre. Dios salve al rey."

Homenaje de la Iglesia anglicana 

Por su parte, el primado de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, el arzobispo de Canterbury Justin Welby, ha escrito a los líderes de la Comunión Anglicana y Moderadores de las Iglesias unidas tras la muerte de la Reina Isabel II. 

En su carta, el arzobispo Justin elogió a la difunta reina como “una fiel discípula cristiana” y dijo: “Su difunta majestad vivió su fe todos los días de su vida. Su confianza en Dios y su profundo amor por él fueron fundamentales en la forma en que llevó su vida, hora a hora, día a día.

“En la vida de Su difunta Majestad vimos lo que significa recibir el regalo de la vida que Dios nos ha dado y, mediante un servicio paciente, humilde y desinteresado, compartirlo como un regalo para los demás.

“Su difunta Majestad encontró gran alegría y satisfacción en el servicio de su pueblo y su Dios 'cuyo servicio es la libertad perfecta'. Por darnos toda su vida y permitir que su vida de servicio sea un instrumento de la paz de Dios entre nosotros, tenemos una deuda de gratitud con Su difunta Majestad sin medida". 

La Iglesia anglicana dedica su web a dar información sobre los recursos eclesiásticos y liturgia para iglesias y escuelas para recordar a Su difunta Majestad la Reina Isabel II y a recibir mensajes de condolencias. 

Funeral a los diez días

El funeral por la reina Isabel celebrará a los diez días de su fallecimiento y tendrá lugar en la Abadía de Westminster, seguido de un servicio en la Capilla de San Jorge, Castillo de Windsor, donde la Reina Isabel II será enterrada en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge IV.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes