Está pasando

El P. Fortea escribe el trabajo de toda su existencia: “El libro del fin del mundo”

“Es la obra de mi vida. Gustará o no gustará pero, desde luego, me he dedicado a mis obsesiones y mis pasiones”, afirma el teólogo, experto en exorcismo

Jose Antonio Fortea.
photo_camera Jose Antonio Fortea.

La novela El libro del fin del mundo, es el último libro del sacerdote y teólogo José Antonio Fortea, especializado en el campo relativo al demonio, el exorcismo, la posesión y el infierno. En esta ocasión, se ha metido en la piel de un antiguo cronista medieval para recrear los preparativos y la ejecución de una expedición en la que embarcaron quince marineros y volvieron seis tras cien días de peligros, tormentas y calma chicha, por el ignoto océano.

"Toda mi vida me he dedicado a escribir. Los lectores que Dios ha tenido a bien el darme me conocen por mis libros de teología, pero mi pasión ha sido la novela. Quería ser libre, como lo es un pintor ante un lienzo en blanco. La teología ha sido un trabajo. Y un trabajo en el que las reglas son férreas. Y todos estos años he guardado en un cajón mi novela, El libro del fin del mundo, que es la única obra mía que he escrito, ampliado, revisado y vuelto a revisar y vuelto a reescribir desde 1999", afirma el autor.

La obra de su vida 

Lo que hoy es una novela histórica de 552 páginas nació como un relato corto de 70 páginas. "Este 2022 verá la luz esta obra de mi vida. Gustará o no gustará, pero, desde luego, es el trabajo de toda una existencia. Un trabajo en el que me he dedicado a mis obsesiones, a mis pasiones, y en el que no he cedido en nada a los lectores, ni en una página. «Si les gusta bien. Si no, que les den por saco», ese ha sido mi lema", señala el sacerdote.

Fortea contempa su libro sobre un viaje, un viaje medieval: la crónica de una expedición geográfica… "y me siento orgulloso. Sí, ¿peco de soberbia? Creo que sí. Espero que, dentro de un par de años, sienta algo de arrepentimiento. Ha llegado el momento de que otros se internen en un viaje que comenzó hace un cuarto de siglo. Pero a estas alturas, en que ya solo peino canas, ya no me importa el éxito. Ojo, no se me malinterprete: me alegrará mucho el éxito si llega, pero si no es así… no espero nada de este mundo", afirma.

El teólogo explica que la reescritura ha consistido, más bien, en una profundización. "No he tenido que eliminar ni una sola página del texto original, solo me he dedicado a introducirme más en la historia, a ramificar. El libro se había convertido en un árbol que crecía y me negaba a podar nada. Pero es cierto que el viaje ha fue convirtiendo en algo más interno. Lo externo, todo lo externo, se ha mantenido, pero el gran viaje era interno". 

Sinopsis 

"Año del Señor de 1327. Mi nombre es Fadrique Ramiro, de la familia de los cereros de Barbastro. Como no pocas son las vueltas y giros que la vida da a la rueda de la Fortuna, acabé estudiando en Bolonia y convirtiéndome en bibliotecario de la Universidad de París. Allí pasaba los días entre libros y manuscritos, hasta que el rector me encomendó una misión que muchos otros habían rechazado antes que yo: dirigir la travesía por el Mar Tenebroso para averiguar cuál era su longitud y describir en un libro todo lo que halláramos". 

Así comienza el libro de Fortea. 

El libro del fin del mundo.
El libro del fin del mundo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?