En voz baja

Cáritas presenta el primer estudio de la crisis del Covid: precariedad laboral y apagón digital

Estudio de Cáritas.
photo_camera Estudio de Cáritas.

El estudio "Evolución de la cohesión social y consecuencias de la Covid-19 en España», es una investigación exhaustiva de Cáritas y la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de la Sociología Aplicada) que presenta la primera radiografía social completa de la crisis provocada por la pandemia. 

Según la investigación –llevada a cabo por un equipo de más de 30 investigadores procedentes de más de diez universidades y entidades de investigación social—, la precariedad laboral durante la crisis sanitaria se ha duplicado y alcanza a casi 2 millones de hogares que dependen económicamente de una persona sustentadora principal que sufre inestabilidad laboral grave. Lo que significa que en el último año ha tenido: 3 o más meses de desempleo, 3 o más contratos diferentes, en 3 o más empresas distintas.

Otros datos de esta investigación son los siguientes: 

-  La precariedad laboral durante la crisis sanitaria se ha duplicado y alcanza a casi 2 millones de hogares.

-   Un tercio de los hogares con todos los miembros en paro (600 mil familias) carecen de algún tipo de ingreso periódico que permita una cierta estabilidad.

-  La pandemia ha destapado un nuevo factor de exclusión social: la desconexión digital es el nuevo analfabetismo del siglo XXI. 

-  1,8 millones de hogares (casi la mitad de los que están en exclusión social) sufren el apagón digital, lo que significa que viven la brecha digital de manera cotidiana. 

-  La pandemia ha aumentado la brecha de género: la exclusión social ha crecido más del doble en los hogares cuya sustentadora principal es una mujer. 

-  La diferencia entre la población con más y menos ingresos ha aumentado más de un 25%, cifra superior al incremento registrado durante la crisis de 2008. 

-  Hay 2,7 millones de jóvenes entre 16 y 34 años afectados por procesos de exclusión social intensa. 

-  La exclusión social en hogares con población inmigrante es casi tres veces mayor que en los hogares españoles. 

-  Tres de cada diez familias se han visto obligadas a reducir los gastos habituales en alimentación, ropa y calzado. 

-  Las tasas más elevadas de exclusión social se dan en el Sur y el Este del país, junto con Canarias. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?