Diócesis

El padre Ángel y el presidente de Asturias celebrarán en Oviedo y Covadonga el 60º aniversario de Mensajeros de la Paz

La conmemoración está prevista para el 31 de agosto y el 1 de septiembre

Padre Ángel
photo_camera Padre Ángel

Este año se celebra los 60 años desde que la historia de Mensajeros de la Paz comenzó con el Padre Ángel García y el Padre Ángel Silva. Precisamente su historia comenzó en Asturias y, por eso, la cita tendrá lugar allí.

Dos sacerdotes muy jóvenes que veían con preocupación la situación de los niños sin recursos en los hospicios e internados, con la ayuda del Cardenal Tarancón, construyeron un proyecto que se ha ido desarrollando y transformando durante 60 años.

Ahora, Mensajeros de la Paz se encuentra en 75 países, atendiendo a niños, jóvenes, mayores, mujeres víctimas de violencia, migrantes, refugiados, personas sin hogar…

Para celebrar estos 60 años de historia, se celebrará un acto institucional el día 31 de agosto a las 19h en el Hotel La Reconquista, antiguo Hospicio de Oviedo y lugar emblemático para la entidad, pues allí comenzó parte de la labor que llevaban a cabo. Contará con la presencia de Adrián Barbón, Presidente del Principado de Asturias y el Alfredo Canteli, Alcalde de Oviedo.

En la mañana del 1 de septiembre, a las 12:00h también se celebrará en el Santuario de Covadonga un acto de bienvenida con el Abad del Monasterio de Covadonga, Rvdo. P. Adolfo Mariño, una ofrenda en la Santa Cueva y una Misa Solemne presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Jesús Sanz Montes, Arzobispo de Oviedo en la Basílica de Nuestra Señora La Real de Covadonga.

La Asociación Mensajeros de la Paz fue fundada en el año 1962 como “Cruz de los Ángeles” por el Padre Ángel García Rodríguez y el Padre Ángel Silva Sánchez. Desde entonces nuestra prioridad ha sido siempre la promoción humana y social de las personas más desfavorecidas de la sociedad, atendiendo a las distintas realidades sociales tanto a nivel nacional como internacional.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes