Diócesis

Con la beatificación de los 127 mártires de Córdoba de la persecución religiosa, ya son más de 2.000 los mártires de España del siglo XX

El grupo de nuevos beatos está compuesto por: 79 sacerdotes, 5 seminaristas, una religiosa, 3 religiosos franciscanos y 39 laicos (29 hombres y 10 mujeres)

Beatificación de los 127 mártires de Córdoba.
photo_camera Beatificación de los 127 mártires de Córdoba.

 

 

La diócesis de Córdoba celebró ayer la beatificación de 127 mártires de la persecución religiosa en España en la diócesis cordobesa. El grupo está compuesto por 79 sacerdotes diocesanos, 5 seminaristas, una religiosa Hija del Patrocinio de María (HPM), 3 religiosos Franciscanos (OFM) y 39 fieles laicos (29 hombres y 10 mujeres). (Listado completo aquí). 

El grupo está encabezado por Juan Elías Medina (Castro del Río 1902 - Castro del Río 1936). Fue ordenado sacerdote el 1 de julio de 1926. Nombrado párroco de su pueblo natal, fue encarcelado el 22 de julio de 1936. Durante sus días en cautiverio, trabajó para consolar y ayudar espiritualmente a sus compañeros. En la mañana del 25 de septiembre de 1936, fue sacado de la prisión del pueblo con otros 14 compañeros y asesinado a las puertas del cementerio, confesando su fe con la expresión Viva Cristo Rey y perdonando a sus asesinos.

Más de dos mil mártires de España 

Con la beatificación de estos 127 mártires de la persecución religiosa en España pasan ya de 2.000 –exactamente 2.046- los mártires de España del siglo XX cuyos nombres quedan inscritos desde hoy en el Martirologio romano. 

A las once de la mañana de ayer, más de tres mil personas se concentraron en las naves del templo principal de la Diócesis junto a casi doscientos sacerdotes y una veintena de arzobispos y obispos para participar en la ceremonia de beatificación de estos 127  mártires.

Evangelización dentro de contextos secularizados

 La celebración ha sido presidida por el cardenal Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos y delegado pontificio para la Beatificación de estos mártires del siglo XX, y ha participado además el Nuncio de Su Santidad en España, monseñor Bernardito Auza, informa la diócesis de Córdoba. 

En su homilía, el cardenal Semeraro ha manifestado que este día es una ocasión para contemplar que “es un grupo que nos pone delante una variedad de perfiles humanos, una riqueza y profundidad de espiritualidad, a veces también con profundas raíces en las ciencias teológicas, expresadas en la multiplicidad de las experiencias cotidianas, antes de alcanzar la cima del martirio que sella con su sangre toda la existencia”. 

“Estamos delante de una visión de la historia cuya memoria podrá convertirse en un lugar de evangelización dentro de contextos secularizados. Es el testimonio de una Iglesia circumdata varietate. Es como la explosión de la Pentecostés, la realización de la profecía de Joel. El Espíritu Santo irrumpe sobre todos”, ha aclamado.

"La tortura de los mártires produce un amor grande" 

Por su parte, el obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, ha tomado la palabra para agradecer al Santo Padre en nombre de la ciudad, del presbiterio, de los fieles y en el suyo propio, esta beatificación.

Un gran aplauso ha rubricado en las naves del templo donde, como ha manifestado el prelado, “celebramos con inmenso gozo la Beatificación de los 127 mártires, donde la Iglesia se alegra con los mejores de entre sus hijos que son, por tanto, los que alcanzaron con un amor más grande la gloria del cielo”.

El amor de Cristo ha revolucionado profundamente la historia, transformando el suplicio de la cruz en cauce de redención. La tortura de los mártires ha producido entre nosotros un amor más grande y hoy constatamos una vez más que la vida cristiana es cauce de humanización, reconciliación y de paz para los pueblos”, ha asegurado.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?