Católicos

El padre de Diego y Alex: “Eran dos chicos maravillosos. Pedirles porque ellos intercederán por vosotros”

Fallece el segundo hermano del accidente de moto. Lleno total en el tanatorio

Alex y Diego Ruiz de los Ríos. Fuente: Twitter.
photo_camera Alex y Diego Ruiz de los Ríos. Fuente: Twitter.

Diego Ruiz de los Ríos, de 25 años, se ha marchado al Cielo y se ha reunido con su hermano Alex. Son los dos hermanos que tuvieron un accidente mortal de moto el pasado martes en Madrid. 

"Dos hijos directos al Cielo" 

Me cuentan que la Misa en el Tanatorio de la Paz de Tres Cantos ha sido impresionante. Lleno total. La madre, Virginia, agradeciendo a todo el mundo tanto apoyo y tanto cariño recibido. Familias enteras, profesores, cientos de jóvenes.

La homilia de D. Casimiro, sacerdote del colegio Tajamar, con palabras de consuelo. Decía que, como santa Marta en el Evangelio, nos podemos dirigir a Dios para decirle que no entendemos estas cosas. Y ha asegurado que Jesús estuvo presente en los últimos momentos de Alex y Diego, sobre todo por el sacerdote que presenció el accidente y llegó para dar la Unción de enfermos a Alex, que le cogió la mano y se fue al Cielo. Diego llegó a decirle que sí, que quería la absolución. Una caricia de Dios. 

"Dos hijos directos al Cielo", decía la madre. 

Las palabras del padre 

Al finalizar la Eucaristía en el Tanatorio, el padre de los chicos, Marco, que estos días ha demostrado mucha fortaleza pero el miércoles no podía parar de llorar, ha dicho unas palabras impactantes.

Según me cuentan, más o menos han sido estas: "Al final de nuestras vidas nos examinarán del Amor. Diego y Alex eran maravillosos, han querido mucho y por eso hay tanta gente aquí. Pedirles ahora lo que queráis y pedírmelo a mí también, que yo se lo pediré en vuestro nombre. Y estoy seguro que ellos intercederán por vosotros". 

Después, también ha salido a hablar uno de los tíos de los chicos. Él es quien ha comunicado que Diego ha podido donar sus córneas y gracias a esta donación, ocho ciegos podrán ver.

Además, ha revelado que a Alex le gustaba mucho hablar sobre el Cielo, y que charlaba con su abuela sobre la Vida Eterna. Su alma tenía sed de Dios y quería llegar a la Cima y ha tirado para que su hermano le acompañase. Sus palabras finales se han dirigido a la gente joven. Les ha dicho que lo importante en esta vida es amar a Dios y al prójimo. No hay palabras para tanto ejemplo. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?