Católicos

Óscar García Mulet: “La masculinidad es un tesoro y la feminidad una perla preciosa que hay que descubrir y custodiar”

El sacerdote ha realizado un estudio riguroso que pone en evidencia que la diferencia sexual sí que existe y es relevante

El sacerdote Óscar García Mulet autor del libro "Crecer como niños, crecer como niñas" con prólogo de Mons. Munilla.
photo_camera El sacerdote Óscar García Mulet autor del libro "Crecer como niños, crecer como niñas" con prólogo de Mons. Munilla.

Óscar García Mulet, sacerdote y religioso de la congregación Cooperatores Veritatis de la Madre de Dios, acaba de publicar Crecer como niños, crecer como niñas (Campomanes, 2022), un estudio riguroso que pone en evidencia que la diferencia sexual sí que existe y es relevante. Y que no tenerla en cuenta puede arrojar secuelas y bloqueos en la maduración de la persona. 

García Mulet compagina su servicio sacerdotal con la educación de adolescentes y el acompañamiento a niños, jóvenes y familias. La investigación que desarrolla desde hace años le ha llevado a concluir que “la psicología evolutiva actual no alcanza a reflejar la realidad completa de los niños” y que “solo una perspectiva integral e integradora podría ser fiel a la verdad de la persona”. 

Prólogo de Mons. Munilla 

Dicha perspectiva es la que propone este libro, prologado por monseñor José Ignacio Munilla, en un esfuerzo interdisciplinar que aúna la neurociencia, la psicología y la pedagogía, a la luz de la Escritura y el Magisterio. El resultado es un anuncio claro y esperanzador: la identidad no se inventa, sino que se descubre y se acoge.  

En declaraciones a Religión Confidencial explica el por qué de este libro: "Desde mi experiencia de acompañamiento a las familias, hay una gran necesidad de tener criterios educativos para educar en una sociedad tan cambiante y donde se da tanta confusión. Por eso este libro está pensado como un subsidio para padres y educadores, que no lo tienen nada fácil". 

16 tipos de familia 

El sacerdote declara que en la actualidad, hay un proyecto de ley que habla de 16 tipos de familias, también está en marcha la ley Trans, se ha prohibido anuncios para niñas que les asocien a bebés, trabajo en casa o la belleza, o los niños a la acción, al deporte o a la tecnología.  

"¿Hacia dónde vamos? Parece como que se camina hacia una indiferenciación o hacia una cultura en la que la diferencia no exista porque no interesa que exista. Pero sí que existe. Está ahí en el mundo real, por todas partes. Este libro pone en evidencia, con abundantes estudios y referencias, que la diferencia sexual sí que existe y es relevante. Y que no tenerla en cuenta puede arrojar secuelas y bloqueos en la maduración de la persona", aclara. 

Ley Trans

Sobre la ley trans, explica que el deseo de cambio de sexo (DCS), llamado así en el libro para referirse al fenómeno de la transexualidad, responde a un complejo entramado de factores que hay que atender.

"Al igual que estudiando las galaxias se descubre que el Universo tiene un comienzo, una brutal expansión que lo origina todo, hay que reconocer que lo que hoy nos sucede, en concreto esta realidad, tiene unas causas, responde a una historia relacional vivida que nos ha configurado y a un ambiente social que está estimulando este tipo de conductas", explica el sacerdote. 

Para él, la mal llamada «autodeterminación de género» es una falacia. "Citando a Calderón de la Barca, es un sueño, «y los sueños, sueños son». Es la naturaleza la que ya te ha determinado. Y el reto consiste en acogerla como un don y dejarse ayudar". 

Niño masculino y niña femenina 

¿Qué factores influyen en que un niño sea masculino y una niña femenina?  "La ideología del igualitarismo ha reducido a algo irrelevante la realidad natural. El hecho del dimorfismo sexual (masculino/femenino, macho/hembra) está presente en la naturaleza desde hace millones de años y ha permitido evolucionar a los seres vivos. El proceso de conformación de la identidad sexual se va gestando especialmente en las primeras etapas de la vida", responde el sacerdote.

Para Garcia Mulet el ser humano es un ser-en-relación. Por esta razón, nos marcan las relaciones que vivimos desde el útero materno. Nuestro cerebro es masculino o femenino y eso tiene una correspondencia a nivel afectivo, conductual, espiritual.

"Lo que más nos configura es la relación de nuestros padres entre sí, la paternidad y la maternidad. Necesitamos a ambos, al padre y a la madre. Ninguno de los dos es prescindible. La identidad no se inventa, sino que se descubre y se acoge. No es una tierra virgen, es una tierra habitada desde las primeras células de nuestro organismo. En el aprendizaje de quién soy mi referencia primera es mi padre o mi madre del mismo sexo que yo", expone. 

En el libro se estudia también la repercusión que tiene la aparición de la herida o experiencia de desamor en la masculinidad y la feminidad. En cada etapa se describen algunas heridas que pueden surgir y también se dan criterios pedagógicos de acompañamiento, así como algunas preguntas de reflexión que pueden ser útiles para compartir con otras personas. 

Una investigación de más de cinco años 

Este libro responde a un trabajo intenso y riguroso de más de cinco años, compaginado con el servicio sacerdotal, especialmente en la educación de adolescentes. García Mulet es profesor de secundaria a tiempo completo y también acompaña a niños, jóvenes y familias.

"Tenía mucho interés en estudiar con calma el proceso de crecimiento y maduración de los niños sin excluir ninguna dimensión de su persona. Me di cuenta que la psicología evolutiva actual no alcanzaba a reflejar la realidad completa de los niños. Y que solo una perspectiva integral e integradora podría ser fiel a la verdad de la persona", expone. 

En este libro por tanto hay un esfuerzo interdisciplinar con gran variedad de referencias: neurociencia, psicología pedagogía, y también de las ciencias divinas, a la luz de la Escritura y el Magisterio. 

Crecimiento propio de los niños y las niñas 

 El interés principal de este libro, y de allí el título, es describir cómo es el crecimiento propio de niños y niñas, desde su concepción. "Las primeras etapas de la vida nos configuran. Masculinidad y feminidad necesitan un acompañamiento adecuado para madurar. El ambiente no favorece que los niños sean niños y las niñas, niñas. Todo lo contrario. Esto requiere por parte de padres, maestros, sacerdotes y catequistas un trabajo en sinergia, una apuesta por la formación y la autenticidad", aclara. 

El libro no impone una visión, sino que la propone. Para el sacerdote, cualquiera puede leerlo porque lo que cuenta es real, pero evidentemente, la fe aporta una luz y una belleza a la realidad que vivimos que no se puede comparar. "De hecho, este trabajo es fruto del Magisterio en continuidad de los últimos papas: desde la Teología del Cuerpo de san Juan Pablo II, pasando por Benedicto XVI y en línea con los retos que subraya el Papa Francisco en Amoris Laetitia", señala. 

Antropología adecuada 

El libro comienza con dos capítulos teóricos que sirven como marco para comprender la visión del hombre desde una antropología adecuada, y después se desarrolla a través de cuatro etapas, comenzando por la concepción y la gestación, la primera infancia (de 0 a 3 años), la segunda infancia (de 3 a 6) y la niñez (de 6 a 12). 

Se trata de una publicación sin ánimo de lucro, en la que no hay beneficios y el autor no percibe nada de las ventas. "Como dice el Evangelio, la masculinidad es un tesoro y la feminidad una perla preciosa que hay que descubrir y custodiar con diligencia suma, ante los peligros que puedan roer el tesoro y estropear la perla", concluye. 

Óscar García Mulet es  licenciado en Teología del Matrimonio y la Familia por el Pontifico Instituto Teológico Juan Pablo II (2021), en Filología Catalana y diplomado en Magisterio. Actualmente es profesor de Educación Secundaria en el Colegio Santiago Apóstol de Valencia y colaborador del Centro de Orientación Familiar Mater Misericordiae. En los últimos años ha colaborado en sesiones de formación con entidades como la Universidad Católica de Valencia, la Asociación Católica de Maestros o la asociación Spei Mater en temas de antropología y educación afectivo-sexual.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?