Zoom

Viaje del Papa a Congo y Sudán del Sur: dos de los lugares más peligrosos de África

Francisco besa los pies de los dos líderes rivales de Sudán del Sur.
photo_camera Francisco besa los pies de los dos líderes rivales de Sudán del Sur.

La Santa Sede ha anunciado el programa del 37ª viaje apostólico del Papa Francisco a dos de los países más peligrosos de África: República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur. Será del 2 al 7 de julio. Treinta y siete años después de la segunda visita de San Juan Pablo II, un sucesor de Pedro visitará la República Democrática del Congo. 

El corresponsal en el Vaticano, Javier Martínez-Brocal describe en ABC algunas características de este viaje, un pormenorizado análisis que me permito extraer algunos interesantes puntos. 

Recuerda que la República Democrática del Congo, es "uno de los países saqueados por las políticas colonialistas belgas en el siglo XIX, y por la explotación de recursos naturales durante el siglo XX y XXI". 

Sin embargo, esto no es lo peor. Francisco visitará la región de Kivu del Norte "una de las zonas más peligrosas del país, donde fue asesinado en abril de 2021 el embajador de Italia, Luca Attanasio. Es un área de milicias sin reglas que se combaten la explotación de minas de coltán —precisamente esta semana el ejército del Congo está actuando allí para contrastar los ataques de la milicia rebelde M23— y epicentro del brote de ébola de 2018-2019", escribe Martínez-Brocal. 

El Papa también se reunirá con desplazados del antiguo Campo de Refugiados de Kibumba, que, en 1994 durante la guerra entre Uganda y Ruanda, acogió a millones de ruandeses que huían del conflicto. Otra zona sin reglas, donde, según ha denunciado la ONU, las violaciones y ataques sexuales por parte de guerrilleros contra mujeres desde los tres a los ochenta años son crónicas. 

También Francisco se reunirá con víctimas de matanzas que han tenido lugar en la ciudad de Beni donde más de 500 personas fueron asesinados en atentados atribuidos a radicales islámicos de Uganda. En esta zona está Tingwe, donde en 2020, los rebeldes del ADF (Fuerzas Democráticas Aliadas), acusados de unos 800 asesinatos, decapitaron brutalmente a 25 personas. Un panorama desolador. 

Al respecto y lleno de esperanza, Mons. Timothée Bodika Mansiyai, obispo de Kikwit, diócesis situada en el centro-occidental del país africano,ha dicho: "El Papa viene a decirnos: 'Congoleses, reconcílience'. La República Democrática del Congo es un país enorme y muy rico, pero hay un sufrimiento generalizado en la sociedad. El Papa llega a visitarnos en un momento muy conflictivo de la vida de nuestro país. Por ejemplo, estará en Goma, donde hay mucha tensión, hay grupos armados que siembran el terror por razones egoístas, a pesar de que es la parte más rica del país". 

Del 5 al 7 de julio, el Papa visitará el país más joven del mundo, Sudán del Sur junto a otros dos líderes religiosos, Justin Welby, arzobispo de Canterbury y líder de la Iglesia anglicana; y el «moderador» de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia, el presbiteriano Iain Greenshields.

"Un inédito esquema, que convierte el viaje papal en un viaje ecuménico. Desde hace años, los tres han impulsado unidos el proceso de paz en Sudán del Sur, para poner fin a la guerra civil en diversas fases que estalló tras el golpe de estado de diciembre de 2013", señala Brocal. 

En 2019, el Papa Francisco besó los pies del presidente Salva Kiir y el líder rebelde y ex vicepresidente Riek Machar. Al concluir el retiro espiritual que reunió en casa Santa Marta a los dos adversarios políticos de Sudán del Sur, el Papa Francisco se agachó para besar los pies de los dos líderes que han llevado al país a la guerra civil. Francisco les pidió “de corazón y con sus sentimientos más profundos” que mantuvieron la paz. Se puede ver en Rome Reports. 

La visita del Santo Padre a Sudán del Sur será histórica y sin precedentes. "Nunca antes ningún Pontífice ha atravesado nuestras fronteras, será la primera vez", afirma monseñor Edward Hiiboro Kussala, obispo de la diócesis de Tombura-Yambio, quien no oculta su emoción por un viaje que ya se está organizando teniendo en cuenta hasta el más mínimo detalle, con cuidado y cariño. "La preparación de nuestra Iglesia local es sobre todo espiritual. Cada día, en todas las parroquias del país, se reza una oración especial por el Papa, querida por nuestra Conferencia episcopal", añade, informa Vatican News. 

Como todos sus viajes, el Papa Francisco busca la reconciliación de estos pueblos y la paz. Rezamos por sus frutos. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable