Zoom

La crisis económica como oportunidad

La presidenta de Manos Unidas, Myriam García Abrisqueta, se unió ayer a un nutrido grupo de personalidades, católicos y no católicos, que durante los últimos meses, están reclamando aprovechar la crisis para revisar el modelo de desarrollo económico. En un curso de verano de la UIMP, Abrisqueta denunció que la crisis ha dejado a los pobres "una vez más, entregados a su suerte". A continuación animó a "reflexionar sobre las contradicciones, las desviaciones y las potencialidades de un modelo equivocado de desarrollo. Las soluciones existen y los cambios son posibles”, dijo, aunque para ello es necesario “un compromiso con valores como la libertad, la igualdad y la solidaridad".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes