Zoom

Volver a los nombres de siempre

Durante una celebración de la Santa Misa en la catedral de Málaga, el obispo monseñor Jesús Catalá, terminó con un tradicional "¡Viva Santa María de la Victoria!", patrona local, al que los fieles respondieron con un cerrado aplauso.

Aprovechó monseñor Catalá este momento para reivindicar a la sociedad que utilice los nombres de siempre, y más los vinculados con la localidad. "Victoria es una advocación muy bonita. Espero que cada vez haya más niñas llamadas como la Patrona".

Los nombres, como ha querido explicar monseñor Catalá con esta llamada, tienen su razón de ser. En una época en la que está desapareciendo paulatinamente la cultura religiosa, se ha perdido también la tradición de la imitación de los santos, la devoción a quienes nos precedieron y alcanzaron el cielo con su vida ejemplar.

Por eso, volver a los nombres de siempre es recordar, a la vez, el valor moral que se esconde detrás de cada uno de ellos. Hubo un tiempo en que los niños se sabían la vida de los santos cuyos nombres tenían. Y conocer aquellas vidas de santo hizo mucho bien.

Zenón de Elea

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes