Religión Confidencial

Para el cardenal Bertone los mercados son insostenibles

Esta claro que ha Benedicto y al Vaticano la crisis económica les preocupa porque golpea especialmente a los más débiles. Si a finales de octubre el Pontificio Consejo Justicia y Paz presentaba un documento en el que proponía un gobierno global para estabilizar los mercados financieros, esta vez ha sido el Secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, el que ha hablado sobre ética y mercados financieros.

Bertone ha dicho que "la crisis financiera pone en evidencia la insostenibilidad de un mercado totalmente autorreferencial" y que en este momento de crisis en el que surgen preguntas sobre la responsabilidad y la ética en los procesos financieros también resulta de gran actualidad "la pregunta fundamental sobre el destino, la dignidad y la vocación espiritual de la persona humana".

El Secretario de Estado ha dicho que la Iglesia ofrece la respuesta a estas preguntas fundamentales mediante el diálogo y el encuentro a través del Evangelio.

En los dos últimos años Benedicto XVI ha hecho distintos llamamientos ha gobiernos, organizaciones internacionales, sindicatos y empresarios para que trabajen juntos en la búsqueda de las soluciones al problema. El Papa decía a los periodistas durante el vuelo a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud, que le preocupaba mucho la crisis y el paro y como estos habían afectado especialmente a España. Instaba a que la economía persiga sobretodo el bien común y la ayuda a los demás y no sólo el aumento del beneficio y la riqueza para unos pocos.

El asesor del Pontificio Consejo Justicia y Paz y ex director del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus, considera que la crisis es sobretodo una crisis ética. Según Camdessus, durante muchos años se ha olvidado moderar el apetito financiero dejando de lado el bien común. En 2009 Camdessus veía que la solución era reestablecer un sistema ético global. Esta ha sido la base del documento que fue presentado en Vaticano hace un mes.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?