Está pasando

Una larga ovación al obispo emérito de Alcalá, Mons. Reig Pla: “Os quiero”

"Este premio se lo dedico a mis padres que me dijeron: tú Juan Antonio siempre al lado de Cristo y de la Virgen", dijo

El obispo Reig Pla recibe el Premio Religión En Libertad Maestros en la Fe 2022 de manos de Álex Rosal, director de Religión en Libertad.
photo_camera El obispo Reig Pla recibe el Premio Religión En Libertad Maestros en la Fe 2022 de manos de Álex Rosal, director de Religión en Libertad.

Era la primera vez que aparecía en público desde que el pasado 21 de septiembre, el Papa Francisco aceptara la renuncia presentada por Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo diocesano de Alcalá de Henares desde 2009.

Lo que pocos imaginábamos es que D. Juan Antonio se explayará. Se sentía cómodo en el foro donde se encontraba: los premios que concede anualmente Religión en Libertad . Le habían otorgado el galardón  "Maestros en la fe". 

Un premio a un obispo valiente 

Así le presentó el periodista Álex Navajas: "Un premio para un obispo valiente, a veces en un segundo plano, a la vez humilde sin ambigüedades con la doctrina de la Iglesia". 

D. Juan Antonio recogió el premio y el público, en pie, le premió también: una ovación larguísima, larguísima. Este obispo, que ha sufrido lo suyo porque no se calla, blanco de burlas por unos y por otros, criticado por los de fuera e incluso por muchos de los de dentro, se merecía estos aplausos en su despedida. 

Palabras proféticas 

Ciertamente, sus palabras, cartas y homilías "proféticas" han causado mucho revuelo en distintas ocasiones a lo largo de los años, algunas veces mensajes acertados y otras quizás no tanto, fundamentalmente por la oportunidad del momento o porque sus palabras, fuera de contexto, pueden herir a las personas. Por eso, pidió perdón por "los errores cometidos a lo largo de estos años", en su carta de despedida como obispo. 

Lo que es cierto es que D. Juan Antonio no es un "martillo de herejes", ni pretende llevar a la hoguera a nadie. 

"Tu Juan Antonio, siempre del lado de Cristo" 

 "Este premio se lo dedico a mis padres que me dijeron: tú Juan Antonio siempre al lado de Cristo y de la Virgen", dijo. 

Y, posteriormente, en un tono firme pero amable, sin aspavientos ni mensajes apocalípticos, sin criticar a nadie, alzó la voz y afirmó: "Vengo a anunciaros a Cristo. España necesita a Cristo. Algunos me decían que era un profeta pero yo siempre he seguido lo que la Iglesia, como madre, me ha enseñado". 

Recordó que había alertado de ciertas ideologías que han promovido la deconstrucción del ser humano, que como "ingeniería social potente" han derivado hacia el cyborg, el post humanismo y transhumanismo. "Hay que edificar con la gracia de Dios a la persona humana en el espíritu y cuerpo, sin desvincularlo de la familia", señaló. 

Sociedad nihilista-optimista 

Pero Mons. Reig Pla tiene un remedio para esta sociedad: "Vengo a dar la solución. La respuesta es Cristo. No lo dudéis. Debemos de reedificar lo que han deconstruido las ideologías", volvió a repetir.

D. Juan Antonio definió esta sociedad como "nihilista-optimista" y explicó este término: "No vamos a ninguna parte pero estamos contentos" y volvió a insistir que sin la familia y sin la comunidad cristiana, es imposible edificar a la persona humana. 

Y por si el público no había entendido el mensaje, D. Juan Antonio repitió una vez más a los presentes la importancia de volver a retejer el "tejido de la sociedad desde lo que son los fundamentos mismos de la dignidad de la vida humana, de la grandeza de lo que significa ser persona humana, de la preciosidad social que significa la familia, de la grandeza de la religión, para hacer una España nueva". 

Tras este colofón de "hacer una España Nueva" se despidió diciendo: "Os quiero". 


 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?