Diócesis

Promueven en Valencia el 'Camino del Santo Cáliz', venerado en la catedral de la ciudad del Turia

El Centro Español de Sindonología de Valencia, especializado en el Santo Cáliz, se suma a esta iniciativa de la alcaldesa, Rita Barberá, para crear una ruta de peregrinaciones, como sucede con el Camino de Santiago o con la Sábana Santa de Turín

Retablo del Santo Cáliz.
photo_camera Retablo del Santo Cáliz.
Diócesis

Jorge-Manuel Rodríguez, presidente del Centro Español de Sindonología de Valencia, especializado en la Sábana Santa y en el Santo Cáliz, ha manifestado a Religión Confidencial  que “la iniciativa de la alcaldesa, respaldada por la catedral, nos parece muy positiva, pues siempre hemos reclamado apoyo institucional para dar a conocer esta reliquia de la Última Cena de Jesucristo, que se conserva en la catedral de Valencia, pues es poco conocida todavía”.


El presidente del Centro Español de Sindonología organizó en 2008 un Congreso sobre el Santo Cáliz, que se venera en la antigua sala capitular de la catedral de Valencia, y que “puso en evidencia el valor auténtico de esta reliquia y su desconocimiento cultural y religioso”, como expone a este digital.


En el mencionado Congreso de 2008, y como señala el profesor Rodríguez, “se destacó  que se debía impulsar el conocimiento del Santo Cáliz e, incluso, pedir a la UNESCO que se reconozca como patrimonio de la humanidad, pues su valor cultural y religioso es todavía poco reconocido”.


Valor religioso y cultural del Santo Cáliz

 

Rodríguez subraya a este digital que “el Santo Cáliz no es sólo una reliquia auténtica de gran valor religioso, sino cultural, y como tal hay que promover su difusión mundial”. Como ejemplo, el presidente del Centro Español menciona la “gran  influencia del Santo Cáliz en la literatura, la música y el cine, como es el caso de las películas Indiana Jones y la última cruzada o Los caballeros del rey Arturo”


La alcaldesa ha mostrado su decisión de crear el que podría denominarse “Camino del Santo Cáliz”,  “igual que hay Camino de Santiago”, y que el Santo Cáliz tiene más valor que la Sábana Santa de Turín, que sí está ampliamente divulgada y promoviendo peregrinaciones desde una multitud de países.


Ya hubo un precedente en 2002, cuando se llevó a cabo el “Camino del Santo Cáliz” en una peregrinación promovida por la Gestora Turística San Juan de la Peña y la Diputación de Valencia. Pero el apoyo institucional se volvió a difuminar, y ahora Rita Barberá ha decidido promover esta ruta de peregrinación, cultural y religiosa.


Historia del Santo Cáliz, entre persecuciones religiosas


Más allá de las leyendas y de la ficción sobre el Santo Grial, los estudios científicos avalan que el cáliz que se venera en la catedral de Valencia es el auténtico, el usado por Jesucristo en la Última Cena. Fue utilizado por los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI en sus visitas a Valencia.


La historia del Santo Cáliz empieza en Roma, previsiblemente llevado por San Pedro a la Ciudad Eterna. El Papa Sixto II lo entregó a su diácono San Lorenzo, español, el año 258, ante la persecución romana a los cristianos.


San Lorenzo lo hizo llegar a su familia, en Huesca, y pasó por Yebra, Sirena y San Juan de la Peña, para llegar a Zaragoza y, desde 1437, venerarse en la catedral de Valencia.


La reliquia, que la tradición y los estudios dan como auténtica, ha sufrido las vicisitudes de las persecuciones religiosas a  lo largo de la Historia: la romana, la musulmana – por eso se guardó en los Pirineos-, la napoleónica – fue llevada a Palma de Mallorca entre 1809 y 1813- , y  la de la guerra civil española – un sacerdote guardó el Santo Cáliz en unos  cojines, tras una pared de piedra-, certificando el fervor arraigado a  esta reliquia a lo largo de la historia de la Cristiandad.






Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?