Zoom

La reclusa que emocionó al papa Francisco

El papa Francisco celebra la misa desde hace un mes con las hostias que le obsequió una reclusa de la Unidad Penitenciaria 47 del Servicio Penitenciario bonaerense, quien elabora las "sagradas formas" que se utilizan en diversas comunidades de la diócesis de San Isidro.El pontífice argentino le agradeció el presente por carta y le confesó haberse emocionado por su historia de vida, le aseguró que reza por ella y le contó que tiene sus fotos en el escritorio. El Papa le dirigió una carta a "Gaby C.", como la dio conocer el equipo de Pastoral Social de la diócesis en la que le dice que monseñor Oscar Ojea le llevó su misiva que respondió el 17 de julio. "Le agradezco la confianza... y las hostias. Desde mañana celebraré misa con ellas y le aseguro que me emociona. Su carta me hizo pensar, y con esto me lleva a rezar por usted... pero me alegra y da seguridad de que usted rece por mí".

Gaby C. comenzó hace un año en el Taller de Hostias que propone la Pastoral Carcelaria de la diócesis, a instancias de los presbíteros Jorge García Cueva, capellán del penal, yJuan Ignacio Pandolfini. Ellos coinciden que la tarea "logró dar un sentido a su vida en cautiverio" luego de encontrar una actividad que la mantuviese ocupada y contribuyera a evitar "sus bajones anímicos".

El papa Francisco, un buen padre que atiende y cuida con cariño a todos sus hijos sin condiciones. Cada semana nos deja enseñanzas valiosísimas. Presten atención.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes