Zoom

La Iglesia de Francia no informa sobre el juicio del cardenal Barbarin

Cardenal Philippe Barbarin.
photo_cameraCardenal Philippe Barbarin.

Ayer lunes 7 de enero comenzó en Lyon el juicio contra el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, una de las principales figuras de la Iglesia Católica en el país, acusado de ocultar los abusos de un cura pederasta al que mantuvo en una parroquia de su diócesis.

Para enterarme sobre el primer día de este juicio he querido, primero, buscar en las fuentes oficiales: la Iglesia en Francia. Pero mi sorpresa ha sido cuando no he encontrado ninguna información ni en la web de la Conferencia Episcopal Francesa  ni la de la diócesis de Lyon, algo que me extraña sobre manera porque es una de las noticias más destacadas del día sobre la Iglesia católica a nivel mundial. 

Un tema de tal envergadura merece una comunicación transparente de las fuentes oficiales, es decir, de la Iglesia católica de Francia, sobre todo cuando el cardenal francés se enfrenta a tres años de prisión y a una multa de 45.000 euros. La decisión del tribunal dependerá de si debió haber denunciado al sacerdote cuando se enteró de las acusaciones. 

A la vista de que las fuentes oficiales no nos informan del tema, he recurrido a otras fuentes informativas para seguir la actualidad de este juicio. Leo en euronews  que el cardenal Philippe Barbarin ha defendido sus acciones, argumentando que seguía órdenes del Vaticano. 

"Hice lo que Roma me pidió que hiciese. Me pidieron que evitase un escándalo público y así actué", ha dicho durante el juicio. 

Otros medios como Efe, resaltan otras afirmaciones del cardenal quien ha asegurado que "nunca" encubrió ni fue su intención "esconder esos horribles" actos de pederastia. 

Además del cardenal, también están encausados otros cinco responsables eclesiásticos, por conocer los abusos y no denunciarlos. El cura Bernard Preynat reconoció en 2014 haber abusado de decenas de menores durante dos décadas. Las víctimas comenzaron a presentar denuncias en 2015 y se agruparon en una asociación, "La parole libérée" (La palabra liberada). 

La acusación también ha pedido la comparecencia del cardenal español Luis Ladaria Ferrer, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, al que Barbarin acudió para pedir consejo, pero el Vaticano rechazó el pasado mes de septiembre su asistencia alegando impunidad diplomática.

En un correo, revelado entonces por la prensa francesa, Ladaria recomendó al cardenal tomar "las medidas disciplinarias adecuadas evitando el escándalo público", algo que la acusación interpreta como un llamamiento a no acudir a la Justicia. 

Me parece a mi que la Oficina de Prensa de la Santa Sede tendría que informar también sobre este asunto, ya que nada menos que el prefecto Ladaria ha sido llamado a declarar. Creo que sería muy positivo enterarnos por fuentes oficiales de este caso, si la Iglesia obró en justicia, o si la prudencia, con el fin de evitar un escándalo, encubrió a un clérigo y dejó a las víctimas en la estacada.  

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?