Zoom

Abusos sexuales: católicos indignados con la campaña mediática contra la Iglesia. Olvidan federaciones de deportes, médicos, colegios públicos...

Papa Francisco rezando el rosario
photo_cameraPapa Francisco rezando el rosario

"Toca sufrir y será purificador", me cuenta un amigo religioso. Cierto es que la Iglesia, durante años, ha guardado un "silencio cómplice" ante los casos de pederastia en el seno de esta institución, como ha declarado José María Gil Tamayo, Secretario General de la CEE, a la agencia Efe   pero también es cierto que toda la sociedad guardaba ese mismo silencio ante estos delitos. 

La "inacción" de la Iglesia ante la pederastia ha sido la misma que la de toda la sociedad española. Compartíamos esa cultura y ahora nos percatamos de que ha sido un silencio cómplice", ha lamentado el portavoz de los obispos y nuevo prelado de Ávila. 

Tras reconocer la responsabilidad y el silencio de la Iglesia ante la pederastia, Gil Tamayo ha aseverado que en España existe una campaña mediática y política intencionada para desacreditar y "criminalizar" a esta institución y en la que no se duda, incluso, en instrumentalizar a las víctimas y convertir su testimonio en un espectáculo.

El último caso que ha publicado El País: la historia de dos víctimas de abusos de un sacerdote del Colegio El Claret de Madrid. El centro no ha tardado en emitir un comunicado condenando estos execrables delitos y asegurando haber tomado medidas para prevenir futuros casos, tal y como viene haciendo la Iglesia en los últimos años: tolerancia cero. 

Pero una cosa es la denuncia de estos abusos y otra la campaña que está llevando a cabo medios de comunicación como el citado arriba. 

Cada vez son más los católicos, laicos y religiosos que manifiestan su indignación con esta campaña mediática cuyo objetivo es desprestigiar a la Iglesia. ¿Por qué no arremeten contra las federaciones de deportes, las escuelas públicas, los colegios de médicos, de psicólogos, etc.?

Y se oyen rumores de pasillos: algunos colegios católicos se están planteando dejar de encargar libros de texto de Santillana, la editorial del grupo Prisa, porque "es hora de defender a la Madre, la Iglesia", como dijo el Papa Francisco al final del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes. 

Zenón de Elea. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?