Zoom

Vacaciones de invierno en Navidad "para no herir sensibilidades"

Asturias no quiere "herir sensibilidades". Y la versión para lograrlo, a juicio de la Consejera de Educación, Ana González Rodríguez, es evitar que haya vacaciones de Navidad y de Semana Santa porque esta referencia, que a nadie obliga a ir a Misa del Gallo o salir en procesión, puede molestar a los que profesan religiones distintas en un país que sigue siendo mayoritariamente católico y con raíces culturales fuertemente ligadas a este credo. Pero esa es la petición que hace el Gobierno de Oviedo en circular enviada a los colegios.

Lo incongruente del caso es que, una vez más, se cae en el error de suponer que llamar a un periodo vacacional "Navidad" o "Semana Santa" ataca de algún modo la libertad religiosa o que llamarlo "vacaciones de invierno" o "del segundo trimestre" garantiza mucho más el precepto que nuestra Constitución reconoce en el artículo 16. Ni lo uno obliga ni lo otro tiene más efecto que del de parecer unos intransigentes del ateísmo beligerante.

No se trata pues tanto de una limitación de la libertad religiosa porque bueno estaría que el llamar en los colegios a las vacaciones con esos "laicos términos" de "invierno" o "segundo trimestre" supusiera en modo alguno que los fieles de la archidiócesis ovetense no pudiesen disfrutar de su fe con toda la libertad. Es una cuestión de sentido común y de emplear los esfuerzos en cuestiones de calado, no en absurdos empeños con romper con la tradición. Si el pobre don Pelayo, desde aquellos cerros de Covadonga, levantase la cabeza, posiblemente se echaría a reír.

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable