Zoom

Solidaridad y evangelización en la casilla de la Iglesia

Acaba de terminar el plazo de presentación de la Declaración de la Renta. Cada año, cientos de miles de personas ponen la cruz en la casilla de la Iglesia para que, en virtud de los Acuerdos Iglesia Estado, Hacienda gestione la recaudación que voluntariamente dan los fieles. Con ese dinero se mantiene toda la labor evangelizadora y social que se lleva a cabo desde las distintas instituciones. Y los beneficios se multiplican hasta tal punto que se calcula que cada euro en la Iglesia genera más del doble en su camino para hacer el bien.

Consciente de esta exponencial multiplicación del bien, hemos sabido de un gestor que ofrecía a los clientes hacerles gratis la declaración de la renta si, a cambio, ellos optaban por poner la X en la casilla de la Iglesia. El momento se convertía en ideal para evangelizar, para recordar a tantas personas de bien que, sumidas en la corriente laicista, han olvidado que la caridad mueve a la Iglesia.

Las oportunidades para sacar a colación la impagable labor de la Iglesia son innumerables, pero aún resultan mejores si, de paso, esa sencilla explicación supone también un gesto de solidaridad que, como reza el lema de las campañas, se lleva a cabo "x tantos".

Zenón de Elea

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?