Zoom

El arzobispo de Oviedo se pregunta por qué solo se le exige el IBI a la Iglesia y no a un sindicato, la federación de fútbol o las mezquitas

La cuestión de la exención del pago del IBI, que tanto revuelo está generando ha merecido una carta pastoral de monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo. Y la cuestión que se plantea es "¿por qué no se cuestiona que deben pagar el IBI un sindicato, la federación de fútbol o las mezquitas?"

Monseñor Sanz, que desmonta desde el principio el intento de algunos por introducir la falacia de que la exención del IBI es fruto de los Acuerdos Iglesia-Estado, cuando lo es por la Ley de Mecenazgo que incluye, en iguales circunstancias, a otras muchas instituciones, explica que la razón de estas exenciones es que "estos hijos de vecinos ofrecemos alguna utilidad a la sociedad desde los diversos ámbitos. La Iglesia lo hace, y de qué manera, en el religioso, cultural educativo, social".

En su carta semanal, monseñor Sanz reconoce que se está manipulando a la opinión pública para llevar "a creer a mucha gente que la Iglesia católica es aprovechona, insolidaria y egoísta porque es la única que no paga ni el IBI ni los impuestos". Para desmontar esta mentira, no solo explica que otras instituciones tampoco pagan, sino que la Iglesia paga "el IBI de locales no destinados a un uso religioso (garaje, floristería o la tienda de dulces de un convento)", además de las tasas municipales, que no tienen exención.

Por todo esto, el arzobispo no exige que no se pague IBI, pero no cree que sea justo "exigir solo a una de las instituciones", en concreto, a una "comprometida con los más desfavorecidos, que renuncie, no a un privilegio, sino a una justa posibilidad para acercar ayuda, consuelo, compañía, esperanza a los que por diversos motivos más necesitados están".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?