Vaticano

Cardenal Becciu, obligado a renunciar, al Papa: “¿Por qué me haces esto?”

El purpurado italiano ha sido acusado de utilizar dinero de la Secretaría de Estado del Vaticano para contratar empresas vinculadas a dos de sus hermanos

El Cardenal Angelo Becciu  (Vatican Media)
photo_cameraEl Cardenal Angelo Becciu (Vatican Media)

El pasado 24 de septiembre, el Santo Padre aceptó la renuncia al cargo de Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y los derechos relacionados con el Cardenalato, presentada por Su Eminencia el Cardenal Giovanni Angelo Becciu", según un escueto comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. 

Ayer, el cardenal italiano, de 72 años, celebraba una improvisada rueda de prensa en la que explicó su última audiencia con el Papa Francisco y las acusaciones que vierten contra él, motivos por el cual se ha visto obligado a presentar su renuncia. 

Becciu ha sido acusado de utilizar dinero de la Secretaría de Estado de la Santa Sede y del fondo benéfico Peter's Pence del Vaticano para contratar empresas vinculadas a dos de sus hermanos. Además, también se le acusa de favorecer a su diócesis de origen a través de generosas donaciones y hacer un contrato inmobiliario ilegítimo en Londres.

"En nuestra reunión, el Santo Padre me dijo que había favorecido a dos de mis hermanos y sus empresas con dinero de la Secretaría de Estado, Yo le respondí: ¿Por qué me haces esto? puedo demostrarlo", expresó Becciu en la rueda de prensa, según publica Crux. 

Como un amigo del Papa

Becciu admitió estar "conmocionado" por lo sucedido, y confesó que hasta su renuncia se sentía "como un amigo del Papa".  

"Lo que ha pasado es un golpe para mí y para mi familia. No he robado ni un euro. La verdad saldrá a la luz. No sé si me están investigando, pero si me abren un proceso me defenderé. Soy inocente y lo probaré. Le pido al Santo Padre que tenga derecho a defenderme", fueron algunas de sus contundentes afirmaciones. 

El cardenal italiano explicó que aceptaba la solicitud del Papa de renunciar por "el espíritu de obediencia y por el amor que tengo a la Iglesia y al Papa". 

Becciu dijo que no tenía la intención de "desafiar al Papa de ninguna manera", pero insistió en que quería dejar las cosas claras, ya que los rumores de sus operaciones financieras han dado la vuelta al mundo a raíz de su renuncia. "Todos tienen derecho a su propia inocencia", afirmó. 

"No veo ningún crimen" 

Aún así, reconoció que una de las empresas de su hermano fue financiada con dinero de un fondo de la Conferencia Episcopal Italiana, (que proviene del dinero de los contribuyentes asignado a la Iglesia Católica para causas benéficas), a petición suya y con el conocimiento de los funcionarios de la conferencia episcopal. 

También, reconoció que una empresa de otro hermano recibió dinero de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, pero insistió que el negocio era legítimo.  

“Está todo informado. Le di dinero a mi hermano solo porque compré accesorios de su empresa para las nunciaturas en Egipto y Cuba. “No veo ningún crimen”, argumento el cardenal italiano. 

El cardenal Pell aplaude la decisión 

Después de que se conociera la noticia de la renuncia de Becciu, el cardenal australiano George Pell, quien una vez encabezó la propuesta del Papa por una reforma financiera como jefe de la Secretaría de Economía del Vaticano y que fue recientemente absuelto de las acusaciones de abuso sexual infantil, emitió un comunicado alabando la decisión del Papa Francisco.

Por otra parte y respecto a la Orden de Malta, no está claro qué pasará tras la renuncia de Becciu. En febrero de 2017, el cardenal italiano fue designado como delegado especial del Papa Francisco para supervisar la reforma de la orden después de que un conflicto interno provocara una disputa con el Papa, que finalmente provocó la renuncia del Gran Maestre de la Orden.

Está previsto que la Orden de Malta celebre elecciones para un nuevo Gran Maestre en noviembre, tras la muerte de su líder más reciente, Fra 'Giacomo Dalla Torre, en abril.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes