Iglesia-Estado

Otra parroquia de Madrid profanada: se llevan las formas consagradas

En lo que va de año, al menos cuatro templos han sido asaltados en la archidiócesis madrileña

Parroquia Nuestra Señora de Madrid
photo_cameraParroquia Nuestra Señora de Madrid

Ayer martes, 13 de noviembre, de madrugada, la parroquia Nuestra Señora de Madrid ha sufrido un robo y una profanación, después de que fuera forzada una de las puertas, según ha informado la archidiócesis de Madrid. 

Dentro la iglesia, han profanado el sagrario y han sustraído un copón que contenía formas consagradas, según han confirmado a Religión Confidencial fuentes del arzobispado. También ha robado una pequeña custodia y otros objetos del despacho parroquial.

Por el momento, se están valorando los daños y el suceso se encuentra en manos de la Policía, que –desde un primer momento– se presentó en el lugar de los hechos, inspeccionó toda la iglesia parroquial y mostró su apoyo para esclarecer quiénes son los responsables.

El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha transmitido su dolor, su oración y su condena por esta profanación a toda la comunidad parroquial y próximamente celebrará un acto de desagravio en el templo.

Cuatro parroquias profanadas 

En lo que va de año, al menos cuatro parroquias de la archidiócesis de Madrid han sido profanadas. 

La madrugada del pasado nueve de noviembre se produjo un asalto a la ermita dedicada a la Virgen que la institución de Schoenstatt tiene en Pozuelo, destino de peregrinación de muchísimas personas.

Los vándalos no se han llevado ningún objeto de valor pero han producido daños en la puerta de entrada a la capilla. Al parecer les podría haber frenado la alarma que está siempre conectada en la zona del presbiterio.

La finca del santuario se encuentra estos días desprotegida del vallado habitual, pues el Ayuntamiento está realizando las obras de la nueva rotonda de la carretera del cementerio, por lo que ha tenido que ocupar un trozo de la parcela propiedad de este instituto secular, desmontando su valla, informa el diario de Pozuelo. 

La pasada semana ocurrió un suceso similar en la cercana iglesia de San Josemaría Escrivá, en el barrio de Valdemarín, en Aravaca. En este caso los asaltantes  realizaron importantes destrozos en las puertas de entrada a la iglesia y a la sacristía y se llevaron objetos de valor como la custodia y los candelabros.

El pasado 11 de julio también robaron en la parroquia de San Bartolomé Apostol de Fresnedillas de la Oliva llevándose el dinero de los lampadarios, tres de los cuales fueron forzados. Profanaron el sagrario que lo arrancaron de la pared y lo tiraron al suelo y quedaron esparcidas todas las formas. También volcaron el copón, los cálices y los vasos sagrados de la misa. 

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?