Iglesia-Estado

Ministros de confesiones religiosas han solicitado ofrecer responsos cuando se exhume a Franco

Se prevé que el desentierro se realice junto a una ceremonia religiosa presidida por la comunidad benedictina y los descendientes

Tumba de Franco en el Valle de los Caídos.
photo_cameraTumba de Franco en el Valle de los Caídos.

A la espera de conocer finalmente el texto de la sentencia del Tribunal Supremo que ha decidido por unanimidad poner en marcha un nuevo proceso de exhumación de Francisco Franco, al adoptar el fallo que desestima el recurso de la familia, y que el Gobierno pretende ejecutar inmediatamente, se desconoce todavía cuándo y cómo se realizará dicho desenterramiento. 

Según ha podido saber Religión Confidencial, desde la abadía del Valle de los Caídos no se pronunciarán al respecto hasta que no conozcan finalmente el texto final de la sentencia.

No obstante, aunque la comunidad benedictina que atiende la Basílica del Valle ha manifestado en reiteradas ocasiones su intención de acatar la decisión de los tribunales sobre el traslado de Franco, hasta que el asunto permanezca en manos de la justicia, no autorizarán la exhumación del dictador, acogiendo también los deseos de la familia.  

Los benedictinos "no creen" que el Gobierno exhume a Franco por la fuerza hasta que no se pronuncie el Tribunal Constitucional. Por lo tanto, es posible que la exhumación se dilate puesto que la familia ha decidido recurrir la sentencia del Supremo al TC.

Una ceremonia religiosa   

En el caso que, finalmente, la exhumación se lleve a cabo, fuentes cercanas a la familia han explicado a RC que el levantamiento de la tumba se realizará junto a una ceremonia religiosa presidida por la comunidad benedictina y los descendientes.

Entre las personas que han requerido estar presente en el momento de la exhumación, Religión Confidencial ha podido saber que algunos ministros de diferentes religiones han solicitado participar del acto "porque quieren ofrecer un responso, cada uno en su rito religioso, por el alma de Franco". 

Fuentes cercanas a la familia también creen que el siguiente paso será desenterrar a José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española y desacralizar el Valle de los Caídos, trasladando la abadía a otro lugar. 

La decisión del Supremo favorece a la Iglesia 

Por otra parte, en relación a la sentencia del Tribunal Supremo, canonistas consultados por RC consideran que la decisión del Supremo de trasladar el cuerpo de Franco al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, donde está enterrada la mujer del dictador, Carmen Polo, en lugar de inhumarlo en la cripta de la Almudena como pretende la familia, ha allanado el camino a la Iglesia Católica.

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en reiteradas ocasiones ha manifestado que él no se puede oponer a que un católico sea enterrado donde lo solicite, pero siempre ha dicho que es un asunto que compete a la familia y al Gobierno. 

En cualquier caso, la Iglesia Católica no tendría argumentos jurídicos de peso para defender la petición de la familia, que Franco fuera trasladado a la Almudena, porque las razones que aduce el Supremo y el Gobierno son políticas y de orden público. 

Por este motivo, distintos canonistas opinan que la sentencia del Supremo "ha hecho un gran favor a la Iglesia". 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes