Iglesia-Estado

El ministerio de Educación desprecia la asignatura de religión y su profesorado

El sindicato USO se reúne con representantes de Educación: "No tienen ninguna intención de constituir una mesa de negociación"

Isabel Celaá.
photo_camera Isabel Celaá.

El Ministerio de Educación y el sindicado USO y otras organizaciones se reunieron ayer por videoconferencia para valorar la situación en la que queda la asignatura de religión y su profesorado tras la aprobación de la polémica LOMLOE.

"Desde USO, hemos insistido una vez más en defender la libertad de enseñanza, exigiendo que la asignatura de Religión, demandada año tras año por miles de familias, tenga una configuración digna, un encaje normalizado en el currículo y que se imparta con un horario mínimo de dos horas semanales por curso", afirman desde el sindicato a RC. 

No tienen el más mínimo interés 

 Así mismo, desde USO han vuelto a reclamar la necesidad de mejorar la situación laboral del profesorado con el objetivo de conseguir una mayor estabilidad laboral y una seguridad jurídica que les permita desarrollar su actividad docente en igualdad de condiciones que cualquier otro profesor de la escuela pública.

La posición del Ministerio de Educación ha quedado clara desde el principio. No tienen el más mínimo interés en la asignatura de Religión y mucho menos en su profesorado.

"Hemos recibido con sorpresa y decepción la declaración del Ministerio de que la convocatoria de esta reunión se ha llevado a cabo únicamente por “cortesía” ante la insistente demanda de las organizaciones sindicales. También han expresado con claridad que no tienen ninguna intención de constituir una mesa de negociación (como sería necesario); que el Real Decreto 696/2007, regulador de las condiciones laborales del profesorado de Religión, no se modificará", señalan desde el sindicato. 

Excluye al profesorado de religión 

Para USO, el Ministerio excluye al profesorado de Religión de la posibilidad de impartir la nueva asignatura de Cultura de las Religiones y lo relegará exclusivamente a la asignatura confesional.

"Lamentamos que el Ministerio de Educación siga enrocado en una actitud de total negación del diálogo con la comunidad educativa, tal y como hemos podido comprobar durante la tramitación de la LOMLOE, y que deje a la suerte de las Comunidades Autónomas el futuro del profesorado y la asignatura de religión, poniéndose de lado en su responsabilidad como Administración estatal", concluyen. 

De segunda categoría 

Por lo tanto, la salida es complicada para los profesores de religión. Con la configuración de la LOMLOE, y dependiendo de lo que suceda en las Comunidades Autónomas,  en los reales Decretos que desarrollen la LOMLOE, "irán desapareciendo muchas horas de Religión y, por tanto, harán falta muchos menos profesores de Religión", señalan desde el sindicato a RC. 

 La reducción puede ser drástica, puesto que quieren dejar la asignatura casi como si fuera una mera actividad extraordinaria, fuera del horario escolar. Estos profesores (la mayoría profesoras, y muchas con muchos años de carrera profesional) van a ver en peligro su futuro laboral y sus pensiones. "Pensamos desde USO que hay que dar a estas situaciones una salida negociada. No se puede tratar a estos trabajadores como si fueran de segunda categoría", concluyen. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?