Está pasando

Asamblea Sinodal Europea: los once desafíos más destacados para que la Iglesia Católica viva su misión universal

El arzobispo Stanislaw Gadecki de Polonia insta a "escuchar genuinamente al Espíritu Santo" en lugar de "a sus propias voces o las del mundo"

Asamblea Sinodal Europea: los once desafíos que obispos y delegados han destacado para que la Iglesia Católica viva su misión universal.
photo_camera Asamblea Sinodal Europea: los once desafíos más destacados para que la Iglesia Católica viva su misión universal.
  1. Cada país presenta las síntesis 
  2. La iglesia católica europea es hermosa 
  3. Comunicado de los obispos 
  4. Once desafíos 
  5. Opiniones de algunos obispos 
Trabajo en grupo en el Sínodo Europeo de la Iglesia Católica celebrado en Praga.
Trabajo en grupo en el Sínodo Europeo de la Iglesia Católica celebrado en Praga.

Del 5 al 12 de febrero se ha celebrado en Praga la Asamblea Sinodal Europea, que ha reunido a casi 600 delegados, que representan a 39 conferencias de obispos en todo el continente, entre sacerdotes y laicos y presidentes de las conferencias episcopales. 

Tanto Vatican News como la Conferencia Episcopal Española han publicado en sus páginas web las primeras conclusiones de este encuentro, aunque el documento definitivo se conocerá próximamente. 

Cada país presenta las síntesis 

Cada país ha presentado a esta Asamblea Europa las síntesis de las consultas que han realizado en las diócesis de sus respectivos países a todo el Pueblo de Dios (sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos) respecto al Sínodo de la Sinodalidad, sínodo que no está sólo cerrado a los obispos, sino abierto a todos los bautizados para que "disciernan conjuntamente cómo avanzar en el camino para ser una Iglesia más sinodal a largo plazo", como reza la web del Sínodo. 

Por parte de España, el secretario del equipo sinodal de la Conferencia Episcopal Española, Luis Manuel Romero, y la presidenta del Foro de Laicos y también miembro de este equipo, Dolores García Pi, han sido los encargados de presentar en Praga la Síntesis de la Iglesia en España para esta asamblea continental.

La iglesia católica europea es hermosa 

En el discurso final tras esta Asamblea Europea, se hizo referencia a que en esta reunión de los católicos europeos se "ha mirado a los ojos de la Iglesia en Europa con todos los tesoros de las dos grandes tradiciones latina y oriental que la componen". 

"Sentimos hoy que podemos afirmar que nuestra Iglesia es hermosa, mostrando una variedad que es también nuestra riqueza. Sentimos que la amamos aún más, a pesar de las heridas que ha infligido, por las que necesita pedir perdón para poder avanzar en la reconciliación, la curación de la memoria y la acogida de los heridos". 

Comunicado de los obispos 

Los obispos por su parte, también emitieron un comunicado, en el que destacaron cómo “la escucha mutua, el diálogo fecundo, el relato de cómo nuestras comunidades eclesiales vivieron la primera fase del proceso sinodal y se prepararon para este encuentro continental” son “el signo claro de la pertenencia única a Cristo”. 

Por lo tanto, los obispos se comprometen a “seguir viviendo y promoviendo el proceso sinodal en nuestras estructuras y vida diocesana”, subrayando que “esta experiencia de cuidado por toda la Iglesia en Europa nos animó en nuestro compromiso de vivir fielmente nuestra misión universal”.

Once desafíos 

Estos son los principales desafíos y conclusiones que se han perfilado en esta Asamblea Europea:  

  1. "Necesitamos amar la variedad dentro de nuestra Iglesia y apoyarnos unos a otros en la estima mutua, fortalecidos por nuestra fe en el Señor y el poder de su Espíritu". 
  2. Caminar en la sinodalidad es un modo de vida de la Iglesia, de discernimiento comunitario y de discernimiento de los signos de los tiempos. 
  3. En este estilo, es necesario madurar el acompañamiento de los heridos, el ‘protagonismo’ de los jóvenes y mujeres, el aprendizaje de las personas marginadas, etc.
  4. Sobre la mujer, tomar decisiones concretas y valientes sobre el papel de la mujer dentro de la Iglesia y sobre su mayor participación a todos los niveles, también en la toma de decisiones y en los procesos de toma de decisiones.
  5. Unidad en la diversidad, escapando a la tentación de la uniformidad. 
  6. Disponibilidad para acoger como testimonio del amor incondicional del Padre por sus hijos con la valentía de anunciar la verdad del Evangelio en su totalidad. 
  7. Potenciar el diálogo ecuménico e interreligioso.
  8.  Igualdad en dignidad de todos los miembros de la Iglesia, fundada en el bautismo. 
  9. Abordar la cuestión de una Iglesia todo ministerial, como horizonte de una reflexión sobre los carismas y ministerios (ordenados y no ordenados) y las relaciones entre ellos. 
  10. Considerar las tensiones en torno a la liturgia, para volver a comprender sinodalmente la Eucaristía como fuente de comunión. 
  11. Renovar un sentido vivo de misión, salvando la brecha entre fe y cultura para llevar el Evangelio de vuelta al sentir de las personas, encontrando un lenguaje capaz de articular tradición y aggiornamento, pero sobre todo, caminando con las personas en lugar de hablar de ellas o para ellas.

Opiniones de algunos obispos 

Por otra parte, Angelus News ha recogido algunas declaraciones de los presidentes de las conferencias episcopales que se han reunido en Praga. 

Malta, cardenal Mario Grech, secretario general del Sínodo: instó a los católicos a no ver los debates actuales como "una batalla de conservadores contra liberales" o "una oposición entre Occidente y Oriente, Norte y Sur". “El Sínodo no está ahí para destruir las distinciones, para destruir la identidad católica”, "La unidad de la iglesia sólo puede entenderse en relación con la diversidad, su santidad en relación con lo profano, su universalidad en relación con lo particular. Esta nunca es una relación estática, sino dinámica".

España, cardenal Juan José Omella: ​​priorizó desafíos desde la secularización, la pobreza, la exclusión social, la inmigración y "diferentes situaciones familiares, afectivas o sexuales".

Francia, arzobispo Eric de Moulins-Beaufort de Reims: Instó a la purificación de "todas las formas de deformación en la vida espiritual" y los pasos incluyen "jóvenes, pobres y excluidos, personas con discapacidad, homosexuales, divorciados y vueltos a casar". También advirtió sobre "fuertes tensiones persistentes" en torno a la liturgia católica y pidió una "articulación sinfónica de las diferentes vocaciones dentro de la iglesia".

Polonia, arzobispo Stanislaw Gadecki: Dijo a la agencia de información católica de su iglesia, KAI, que los oradores de la asamblea habían resaltado la "débil condición espiritual" de la gente contemporánea, y afirmó que contaba con que la iglesia "escuchara genuinamente al Espíritu Santo" en lugar de "a sus propias voces y las voces del mundo".

Alemania, obispo Georg Batzing de Limburg: Lamentaba que la asamblea de Praga no hubiera incluido a algunos de los "cientos de miles de víctimas" de abuso sexual por parte del clero, mientras que otros participantes alemanes criticaron la falta de enfoque en los problemas de reforma radical, incluida la ordenación de mujeres y una mayor inclusión de personas LGBT y divorciados vueltos a casar en la vida de la iglesia.

Letonia, arzobispo Zbignevs Stankevics: señaló que algunos representantes de la iglesia habían planteado cuestiones LGBT y de las mujeres "repetidas veces como un mantra", pero dijo que hubo "menos antagonismo" en la asamblea de Praga que en los sínodos de obispos anteriores de familia y juventud en 2015 y 2018. 

Holanda, obispo Johannes van den Hende de Rotterdam: "Se ha abordado la ley natural, así como la existencia del pecado, mientras que algunos grupos hablaron sobre la moralidad y los cambios en la doctrina, pero esto fue un intercambio de opiniones, no un choque de puntos de vista". 

El padre Novotnik dijo a OSV News que en el informe final de la asamblea "no buscamos uniformidad sino unidad, por lo que puede haber diferencias de enfoque en los discursos y formas de pensar".

Reunión de obispos europeos.
Reunión de obispos europeos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable