Católicos

Silencio entre los benedictinos ante las declaraciones de Omella y Osoro sobre el Valle de los Caídos

La escolanía, dirigida por los monjes y que promueve la formación del canto gregoriano, una obra cultural única

Portada del vídeo sobre la Escolanía del Valle de los Caídos.
photo_cameraPortada del vídeo sobre la Escolanía del Valle de los Caídos.

El Papa Francisco recibía el pasado sábado a la cúpula de la Conferencia Episcopal Española. Según la CEE, este tipo de audiencias son habituales cuando se produce una renovación de cargos en las Conferencias Episcopales. 

Un lugar de reconciliación 

Además de los asuntos que trataron y como informó Religión Confidencial, a la salida del encuentro, los periodistas les preguntaron sobre el polémico asunto del Valle de los Caídos y la Ley de Memoria Democrática que prevé la expulsión de los monjes benedictinos de la Basílica del complejo monumental y convertir el Valle en un cementerio civil.

En declaraciones a los periodistas, el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, pidió que sea un lugar "donde recuperar la fraternidad, la reconciliación y la paz" y exhortó a buscar "por todos los medios" que sea un lugar "de reconciliación", mientras subrayó la importancia de volver a lo "fundamental", recoge Alfa y Omega. 

"¿Por qué no aparcar ciertas cosas?" 

Sobre este tema, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, también emitió ayer su opinión en el programa de Carlos Herrera en la Cope. 

El presidente de la CEE afirmó que este tema no preocupa en estos momentos a los españoles, sino que lo que les preocupa es cómo salir de esta pandemia y mantener su trabajo y, por esta razón, pidió a los políticos aparcar ciertos temas. 

"¿Tanto preocupa a la gente que los benedictinos tengan que salir o no de ese monasterio? Si están allí es para rezar, ciertamente se equivocarán en muchas cosas y en algunas cosas que han dicho, como todos, pero están allí para hacer el bien", manifestó Omella, recoge Europa Press.

Y en concreto, sobre la salida de los monjes de la Abadía, el cardenal cree que "una cosa es lo que se dice y otra es mirar jurídicamente cómo es posible llevarlo a cabo".  

Silencio entre los benedictinos 

Los benedictinos, de momento, guardan silencio. Lo que sí ha podido saber Religión Confidencial es que las declaraciones de Omella les han parecido positivas a la comunidad benedictina. 

También guardan silencio ante la ley de Memoria Democrática y sobre lo que opinan algunos miembros de la Comisión de Expertos para el Futuro del Valle de los Caídos, en especial, Carlos Carlos García de Andoín, impulsor de los cristianos socialistas y una de las personas que apuesta más decididamente por la expulsión de los benedictinos del Valle. 

La Escolanía, una obra cultural única en el mundo 

Los monjes, por ahora, se muestran decididos a defender las actividades culturales que se llevan a cabo en la Abadía, como la Escolanía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, que desarrolla una formación única en el mundo entre los coros de niños, especialmente en el canto gregoriano, al que une otras enseñanzas musicales reconocidas internacionalmente.

En un vídeo, el prior de la Abadía, el monje Santiago Cantera, afirma que los niños de esta escuela, reciben una formación "única en el mundo" en cuanto a enseñanzas musicales y en especial, la enseñanza del gregoriano. 

"A los niños se les enseña a cantar el gregoriano en tentagrama que nace en el siglo XI, para fijar las notas musicales en cuatro líneas. De este nace el pentagrama que es donde se escribe la música mundial hoy en día", explica el prior. 

En este vídeo explicativo, el P. Cantera especifica por qué es tan importante la obra cultural de la Escolanía del Valle de los Caídos. Es única en el mundo porque esta enseñanza musical y formación especial del gregoriano, solo se imparte en el Valle de los Caídos, ly esta dirigida por la comunidad benedictina del Valle.

"Este valor cultural debe ser resaltado y protegido. Aspiramos a que el canto gregoriano, al igual que el canto litúrgico bizantino, pueda ser declarado patrimonio inmaterial de la humanidad. Deseamos que, en particular, nuestra Escolanía sea reconocida con un valor único. Su desaparición sería una verdadera pérdida. Aquellos que la motivasen, habrían causado una daño irreparable a la cultura y a la formación de estos niños, muchos de los cuales no provienen de familias pudientes", subraya el prior. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?