Opinión

Crédulos

G. K. Chesterton.
photo_camera G. K. Chesterton.

Les hablas de que rezas, de que el Señor hace milagros, de que hay gente que ofrece su dolor a Dios y te miran con sonrisa y compasión de crédulo.

En cambio son los mismos que creen a pie juntillas en el sistema financiero no tóxico, en el número que soñaron de la lotería o en ponerse ropa interior roja el día de fin de año.

Cuando se deja de creer en Dios se puede acabar creyendo en cualquier cosa, decía Chesterton. La esperanza marxista era terrible, debías someterte a la dictadura para un futuro mejor de la humanidad, que tú no verías nunca. Eso sí que es fe.  El credo cristiano habla de un juicio particular de cada uno y un juicio universal; nuestra vida va en serio y nuestra esperanza está en la vida eterna.

Ojo, quien quita a Dios, busca espacio...para ponerse él.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?