Vaticano

Nuevo arzobispo de Tarragona: la información que ha llegado al Papa Francisco

Al despacho del Nuncio en Roma se suma el conocimiento de Planellas por parte de Ladaria y Germán Arana y los datos aportados por Omella

Joan Planellas Barnosell.
photo_cameraJoan Planellas Barnosell.

El nombramiento de Joan Planellas Barnosell como nuevo arzobispo de Tarragona, en sustitución de Jaume Pujol, ha provocado numerosos comentarios, tanto en ámbitos religiosos como también políticos e informativos.

Una de las sorpresas ha sido que Planellas, actualmente decano de la Facultad de Teología de Cataluña, no había aparecido en ninguna de las quinielas para el cargo.

Como es sabido, el procedimiento habitual para estos nombramientos suele ser que el Nuncio eleva a la Santa Sede una terna de candidatos, de los que Roma elige el nuevo obispo.

Antes de esas designaciones, el Vaticano, y en su caso el Santo Padre, recaba informaciones sobre los nombres propuestos.

Un despacho con el Nuncio

Fuentes eclesiásticas a las que ha tenido Religión Confidencial consideran que en este caso, dada la importancia del nombramiento por tratarse de la sede primada de Cataluña, las informaciones recogidas han resultado especialmente cuidadosas.

Dichas fuentes no descartan que hubiera sido una de las cuestiones tratadas por el Nuncio, Renzo Fratini, durante su reciente estancia en Roma, en el despacho que mantuvo entonces con el Papa Francisco.

Por cierto, que al parecer la estancia de Fratini fuera de España se ha prolongado singularmente, en el marco de que ya se habla de un posible final de su etapa en nuestro país y de una posible jubilación.

Poble de Deu

El Papa Francisco igualmente ha podido tener información sobre el nuevo arzobispo a partir de los datos que le haya podido suministrar el cardenal jesuita Luis Francisco Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que encomendó a Planellas la investigación de la asociación Seminari del Poble de Déu, por acusaciones de abusos, tras la cual Omella disolvió el 'seminario' y dos años después suspendió a divinis a los curas diocesanos de esa asociación.

Precisamente con ocasión de ese trabajo, Planellas trabó relación con el también jesuita español Germán Arana, que fue visitador diocesano en el caso Poble de Deu, y que está considerado una de las personas más cercanas al Papa Francisco, al que escucha con frecuencia, y que por tanto ha podido también dar su opinión sobre el nombramiento para Tarragona.

Los obispos catalanes

Como es sabido, una práctica habitual, en el proceso para nombramiento de nuevos obispos, es consultar también a los titulares de las diócesis próximas, y más aún en el caso de tratarse de sedes sufragáneas. Algo que se da por seguro que también ha sido parte de la información recibida por el Papa Francisco.

En este caso concreto, se da como seguro que uno de los que ha dado opinión es el arzobispo de Barcelona, cardenal Omella, dada la importancia de esa diócesis, el conocimiento que tiene de la actual situación en Cataluña, pero sobre todo la cercanía que igualmente tiene con el Santo Padre.

En cuanto a la cercanía de Planellas con posiciones nacionalistas catalanas, posiblemente ese dato sí se manejó, pero las fuentes consultadas por Religión Confidencial consideran que, en la información recibida por Roma, no figuraba la polémica que se ha dado a conocer en España: el enfrentamiento Planellas con la esposa de Albert Boadella, cuando era párroco de Jafre y colocó una bandera estelada en la torre del campanario de la iglesia.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes