Vaticano

Monseñor Pietro Parolin, nuevo Secretario de Estado de la Santa Sede

Ya ha llegado el primer cambio en la estructura de la curia vaticana y ha sido, como era de esperar, el del Secretario de Estado. En esta ocasión, las quinielas que situaban esta cargo de la máxima confianza del Papa han acertado al señalar al hasta ahora nuncio de Su Santidad en Venezuela, monseñor Pietro Parolin. Este es el arranque de los cambios que se esperan en Roma para este otoño.

De monseñor Pietro Parolin destacan los analistas tres elementos: el primero es que conoce bien cómo funciona la Curia por dentro, sobre todo por su etapa en la Secretaría de Estado. El segundo es que no ha estado tan metido en la Curia como para arrastrar algunos de los problemas que tienen otros en el Vaticano. Y el tercero es que, a pesar de no haber estado dedicado a la labor pastoral, es una persona cercana que conoce bien a la Iglesia. Es el buen pastor que busca Francisco para un puesto que se considera como la mano derecha del Santo Padre.

El Papa Francisco, que prácticamente no se ha tomado vacaciones, sorprendía este fin de semana con uno de los nombramientos más esperados desde el inicio del Pontificado. Era poco probable que Francisco cambiase un cargo tan relevante antes de la JMJ puesto que había sido el cardenal Tarcisio Bertone quien, con Benedicto XVI, planificó los detalles del viaje. Pero la sospecha fundada, y ahora confirmada, es que este cargo sería el primero que abordase el Papa al arrancar el curso.

Monseñor Pietro Parolin, italiano de Schiavon, en la provincia de Vicenza, deja el puesto que hasta ahora ocupaba, la nada sencilla Nunciatura de la Santa Sede en Venezuela, donde ha vivido el Gobierno de Hugo Chávez, su muerte, y el actual y nada afianzado de Maduro y ha tenido que lidiar con los constantes ataques verbales a la jerarquía de la Iglesia.

De sus diferentes destinos por el mundo no solo trae una enorme capacidad para las relaciones públicas sino también un don de lenguas que le ayudará en las tareas que ahora se le encomiendan. Además, cuando la Iglesia está metida de lleno en la Nueva Evangelización y vive la expansión en África y América, llega a la Secretaría de Estado un hombre que ha estado destinado en Nigeria, México y Venezuela y que se ha ocupado de los asuntos relacionados con estos continentes en cuando estuvo en Roma.

Ordenado obispo el 12 de septiembre de 2009, en le mismo año en el que fue destinado en Venezuela, cuando estuvo trabajando en la Secretaría de Estado tuvo que hacer frente a algunas negociaciones importantes, como las conversaciones con Vietnam.

Nacido en el seno de una familia sencilla, quedó huérfano muy temprano, con tan solo diez años. Cuatro años después iniciaba sus estudios en el Seminario de Vicenza, donde cursó Filosofía y Teología. Pero poco después de que en 1980 fuera ordaenado sacerdote, completa su carrera académica con el Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana y defiende una tesis sobre el Sínodo de los Obispos.

Tras los destinos de Nigeria (1986-1989) y México (1989-1992), regresó a Roma para desempeñar diversas tareas diplomáticas. En el año 2002 es nombrado subsecretario de la segunda sección de la Secretaría de EStado y se ocupó de las áreas relacionadas con estados orientas y africanos. En 2009 es enviado a Venezuela, puesto que ahora deja para incorporarse, el próximo 15 de octubre, a la Secretaría de Estado.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes