Solidaridad

Jóvenes fabrican cunas especiales para mantener vivos a bebés prematuros en países en vías de desarrollo

Se trata de estudiantes de Formación Profesional de centros salesianos, un proyecto que aúna la innovación educativa y el voluntariado social

Cunas climatizadas para recién nacidos en países en vías de desarrollo.
photo_camera Cunas climatizadas para recién nacidos en países en vías de desarrollo.

La Formación profesional en los centros de los salesianos, además de instruirles en distintas profesiones y oficios, también buscan solidaridad y realizar proyectos por el bien de los demás.

Así, distintos centros salesianos de Formación Profesional han desarrollado un proyecto colaborativo para fabricar unas cunas climatizadas, desmontables y transportables, para niños que nacen prematuramente en países en vías de desarrollo.

Mantener vivos a los niños 

La especialidad de las cunas es que reúnen una serie de tecnologías que permiten mantener vivos a esos bebés prematuros. Las cunas ofrecen el calor, la humedad y la luz necesaria para hospitales con instalaciones técnicas muy básicas y permiten mantener vivos a niños recién nacidos con poco peso y muy pocas posibilidades de supervivencia. Ya hay 15 de estas cunas funcionando en hospitales de Cabo Verde, Camerún, Senegal, Mozambique, Congo y Bolivia.

Estos centros colaboran con las ONG’s Medicina abierta al Mundo y Ayuda a Contenedores, que las hacen llegar a hospitales y otras instituciones.

El innovador proyecto lo realizan cerca de 200 jóvenes de ocho centros salesianos, supervisados por una treintena de profesores. Los estudiantes fabrican estas cunas climatizadas utilizando recursos técnicos y metodológicos propios de los estudios de Formación Profesional, al tiempo que desarrollan una labor de voluntariado social en favor de personas más necesitadas. 

Proyecto Colaborativo 

Este proyecto permite, por otra parte, aprender tecnologías de fabricación con metodologías de trabajo menos habituales: trabajo colaborativo, entornos virtuales de aprendizaje, análisis de eficiencia de los procesos de fabricación, toma de decisiones entre departamentos, gestión de datos... 

Además, los jóvenes aprenden a colaborar con empresas, organizaciones de voluntariado, administraciones, y con los otros jóvenes de los 8 centros salesianos implicados en el proyecto en Asturias, Castilla y León, La Rioja, Madrid, Navarra y País Vasco. 

Las ONG’s Medicina abierta al Mundo y Ayuda a Contenedores se encargan de que las cunas lleguen a su destino y puedan servir para salvar la vida de estos niños que nacen en situaciones de dificultad.

Cunas climatizadas para recién nacidos en países en vías de desarrollo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?