Religión Confidencial

Los obispos coptos de Egipto denuncian que la Constitución egipcia facilita el camino para un califato islámico y vulnera los derechos humanos

Obispos de Egipto se han posicionado ante la aprobación de la nueva Constitución egipcia. Consideran que el texto es un ataque a sus derechos humanos, y se adelantar al afirmar que los grupos religiosos no reconocidos tendrán dificultades esta ley. Han llegado a afirmar que "prepara el camino para un califato islámico".

La jerarquía católica de Egipto ha realizado una denuncia pública ante la reciente aprobación por el congreso de la Constitución de Egipto. El vicario patriarcal copto católico, monseñor Kyrillos William ha afirmado que "la nueva constitución egipcia "prepara el camino para un califato islámico". Además de él, los obispos de Luxor y Giza, monseñor Joannes Zakaria y Antonios Aziz Mina, han valorado el documento como un ataque directo a los derechos humanos.

En declaraciones a Ayuda a la Iglesia Necesitada han manifestado su decepción de lo que ellos consideran una salvaguarda de los derechos de los musulmanes extremistas y un peligro para las mujeres jóvenes y las minorías religiosas. Según ha expresado monseñor William, "esperábamos una constitución que representara a todo Egipto, pero en su lugar tenemos ahora una que solo representa a un grupo de personas. Podemos apreciar que la orientación religiosa prepara el camino para un califato islámico".

Unos de los elementos que más preocupan a los obispos egipcios es el impacto que este texto pudiera tener en la vida de las minorías religiosas y en las mujeres egipcias. Según monseñor William, "En todas partes de la constitución se encuentran cláusulas, según las cuales todo ha de hacerse de acuerdo con la ley islámica". La jerarquía católica hace palpable su preocupación ante uno de los puntos del texto que obligaría a las mujeres no musulmanas a vestir el velo islámico y a legitimar el matrimonio a chicas menores de edad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable