Otras Religiones

John Milbank, teólogo anglicano inglés: “Alemania debe ver que la lucha contra Putin es la misma contra el nazismo”

“Es heróico la resistencia a Kirill de muchos ortodoxos. Los cristianos tenemos que apoyarles, somos la misma Iglesia”, afirma

John Milbank.
photo_camera John Milbank.

El teólogo y filósofo inglés anglicano, John Milbank, participó en el IX Simposio Internacional del Instituto Edith Stein de para hablar de “ecumenismo, geopolítica y crisis”. El Instituto de Filosofía “Edith Stein” es una institución de enseñanza e investigación, erigida por el Arzobispo de Granada Monseñor Javier Martínez.

Este noveno Simposio celebrado del 27 de junio al 2 de julio, abordó la problemática sobre la diáspora de las minorías religiosas de zonas de conflicto, visto como una oportunidad más que como un problema. 

Fundador de la ortodoxia radical 

Milbank es conocido como el fundador del movimiento conocido como ortodoxia radical, una corriente filosófica, teológica y política de carácter anti-moderna y anti-liberalPlantean que el sistema liberal actual se encuentra en un proceso de metacrisis global provocado por su propio éxito, en el que se propició una sociedad que, en palabras de Milbank, "produce cada vez más individuos sin virtud" y "más rivalidad mimética y cada vez menos reciprocidad social. 

En una entrevista a la Archidiócesis de Granada, Milbank profundiza sobre la respuesta europea al conflicto de Ucrania, partiendo del diálogo ecuménico entre las iglesias cristianas.

Además, ensalza como algo heródico la labor de muchos ortodoxos que están resistiendo a Kirill, incluyendo a varios obispos de Rusia. "Tenemos que apoyarles y demostrar que somos una misma Iglesia. Hay que practicar la comunión ahora, sin esperar a tener que entrar en cuestiones más complicadas que podría venir después… Es así como se logra la unidad y no tanto en reuniones entre funcionarios y obispos". 

Divisiones entre Rusia y Europa 

El filósofo inglés asegura que las divisiones entre Rusia y el resto de Europa están relacionadas con las divisiones nacidas en el seno de la cristiandad, entre la Iglesia católica y la ortodoxa.

"En última instancia, las divisiones políticas tienen que ver con eso. No podemos verlo como algo indiferente al conflicto. Resulta sorprendente comprobar cómo hay muchos católicos y cristianos de distintos credos especialmente en el este de Ucrania", señala. 

Considera que hay un peligro en que, "si no vemos la unidad eclesial como algo prioritario, no estaremos apoyando tampoco la unidad internacional. El peligro que vemos además con el desafortunado apoyo del patriarca Kirill de Moscú a Putin es que la ortodoxia puede derivar hacia una forma de soberanía, hacia el nacionalismo". 

Similitud de la guerra de Ucrania con el nazismo 

En su análisis, advierte del papel de Alemania en la guerra de Ucrania y asegura: "Alemania no está preparada para afrontar la lucha ucraniana y debería de ver que esta lucha contra Putin es la misma o similar a la que tuvo la gente contra el nazismo. Esta es una nueva forma de fascismo ruso y nos estamos dejando engañar de nuevo por estos falsos nacionalismos". 

En esta línea, recuerda que muchos luteranos apoyaron en su día a Hitler. Me permito añadir que, de una forma muy sutil, creo también que la deriva del protestantismo alemán hacia una especie de pacifismo kantiano liberal está lejos de dejar atrás ese nacionalismo. Si bien arrepentida de su pasado belicista, la superioridad moral de Alemania puede haberse reactualizado dentro de la alianza entre los intelectuales y las fuerzas del capitalismo alemán que han empobrecido a los países del sur de Europa, como España e Italia" afirma. 

Negociación entre la tradición católica y ortodoxa 

Respecto a la posición de los países anglosajones, Gran Bretaña y Estados Unidos están impidiendo el chantale de Putin para evitar crear "un monstruo muy peligroso", cuya pretensión es una especie de "fascismo ruso". 

Ele filósofo advierte: "Los cristianos no podemos dejarnos engañar por estas formas de nacionalismo y tenemos que darnos cuenta de que, apoyando el derecho internacional, estamos en consonancia con la tarea de subsanar las divisiones en el seno de la propia cristiandad". 

Milbank considera que es fundamental "una negociación entre la tradición católica, que ha insistido mucho en el rol del Papa, y la de la tradición ortodoxa, que ha apoyado más el papel del concilio universal". 

Implicación del Papa 

Además, apoya la implicación del Papa en un concilio de estas dimensiones, con el consentimiento de todos los cristianos, que representaría un modelo correcto de constitución del gobierno de la Iglesia. "Esta mezcla constitucional es algo adecuado tanto desde el punto de vista religioso como político. No creo que el pensamiento cristiano acepte la idea de una anarquía internacional. Al contrario, se asume que el derecho es internacional y media entre nosotros. El derecho internacional es como una armazón compartida de legalidad. Por eso es correcto negar la negociación con Putin si es un asesino, un criminal de guerra", insiste. 

Por último, a John Milbank le preocupa la posible escalada nuclear, la cronificación de la guerra, el cese de apoyo a Ucrania y que la lucha de los ucranianos se debilite.

"Cuanto más se eternice la guerra más peligro hay de que Putin gane. Creo que tenemos que lograr que Ucrania mantenga a Putin a raya, incluso sacarlo fuera del país. Por ello tenemos que dar más apoyo militar incondicional a Ucrania. No brindar suficiente apoyo no sería ético, pues la gente podría haber muerto en vano", concluye. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes