Mundo

Obispos de USA aprueban un documento que podría negar la comunión a Biden

El texto "El Misterio de la Eucaristía en la vida de la Iglesia" hace un llamamiento a los políticos católicos a seguir las enseñanzas del Evangelio

Asamblea Plenaria de los obispos norteamericanos.
photo_camera Asamblea Plenaria de los obispos norteamericanos.

Los obispos estadounidenses han votado un documento con 222 votos a favor, ocho en contra y tres abstenciones, relativo a la Comunión titulado "El Misterio de la Eucaristía en la vida de la Iglesia" que pide a los congresistas católicos que basen sus puntos de vista políticos en "la fe de la Iglesia y la ley moral". 

Este documento, de 26 páginas aborda la doctrina fundamental sobre la Eucaristía que la iglesia necesita recuperar y revivir, según señaló el obispo Kevin C. Rhoades de Fort Wayne-South Bend, (Indiana) presidente del Comité de Doctrina de los obispos de EE.

El nuevo documento no especifica si a los políticos partidarios del aborto como Joe Biden se les debería negar la comunión. Sin embargo, la Conferencia Episcopal de Estados Unidos enfatizó la "responsabilidad especial" de los funcionarios católicos electos de seguir las enseñanzas de la Iglesia y tienen una mayor responsabilidad de vivir su fe, informa Lifenews. 

Responsabilidad especial 

“Los laicos que ejercen alguna forma de autoridad pública tienen la responsabilidad especial de encarnar la enseñanza de la Iglesia”, se lee.

Antes de la votación, el arzobispo Samuel Aquila, un abierto defensor de la vida, dijo que el objetivo del documento no era una reprimenda a nadie, sino “presentar una comprensión clara de las enseñanzas de la Iglesia para generar una mayor conciencia entre los fieles de cómo la Eucaristía puede transformar nuestras vidas y acercarnos a nuestro creador y la vida que él quiere para nosotros ”.

Según la web de la archidiócesis de Los Ángeles, la aprobación de este documento se produce un día después de la discusión del texto, una discusión que tomó un tono drásticamente diferente al debate anterior celebrado en junio. 

Negar la comunión 

En la reunión de verano, se debatió si se abordaría la negación de la Comunión a los políticos católicos que apoyan el aborto.

Algunos obispos dijeron que debería incluirse una fuerte reprimenda del presidente Joe Biden, el segundo presidente católico de la nación, debido a las recientes acciones de Biden para proteger y expandir el acceso al aborto, mientras que otros advirtieron que esto retrataría a los obispos como una fuerza partidista durante un tiempo de amargas divisiones políticas en todo el país.

El documento que los obispos discutieron y aprobaron no llama específicamente a los líderes políticos católicos, pero sí señala de manera más general la seriedad del sacramento.

Como puntos de discusión, el arzobispo Joseph F. Naumann de Kansas City, Kansas, presidente saliente del comité pro-vida de los obispos estadounidenses, enfatizó que los prelados no deben olvidar la responsabilidad que tienen de "cuidar las almas" de los políticos católicos que no apoyen públicamente la enseñanza de la iglesia sobre el aborto.

Abstenerse de recibir la Eucaristía 

En el texto, se lee claramente:  "No se debe celebrar la Misa ni recibir la Sagrada Comunión en estado de pecado mortal sin haber buscado el sacramento de la reconciliación y recibido la absolución".

También señala que si un católico en su vida personal ha rechazado "a sabiendas y obstinadamente" las doctrinas de la iglesia o sus enseñanzas sobre cuestiones morales, esa persona debe abstenerse de recibir la Comunión porque es "probable que cause escándalo a los demás". 

Centralidad del sacramento 

En su breve presentación a los obispos de EE. UU., el obispo Rhoades afirmó que el documento está dirigido a todos los católicos en los Estados Unidos y "se esfuerza por explicar la centralidad de la Eucaristía en la vida de la iglesia". 

También dijo que pretende ser una contribución teológica al plan estratégico de los obispos y al avivamiento eucarístico planeado por los obispos "al proporcionar un recurso doctrinal para las parroquias, los catequistas y los fieles".

El texto necesita antes contar con el visto bueno de El Vaticano, antes de que se ponga en práctica y afecte a cualquier funcionario del Gobierno elegido en las urnas, según la CNN.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?