Mundo

Iglesia en USA: el obispo Barron crea un movimiento mundial para evangelizar on line

Se trata del Instituto Word on Fire cuyo objetivo es formar individuos para convertirse en los nuevos evangelistas de la cultura

Robert Barron
photo_cameraRobert Barron

El obispo de los Ángeles, Robert Barron abrió ayer las puertas de su Instituto on line Word on Fire (palabras en llamas) cuyo  objetivo es formar individuos para convertirse en mejores evangelistas. Está abierto a todo el mundo que así lo deseé.

Se trata de ofrecer una formación especializada a través de una plataforma digital que guía a los miembros a través de cursos y contenidos que  se vayan agregando. 

"Fórmate como evangelista y lleva la cultura a Cristo con belleza, bondad y verdad", reza el eslogan del Instituto. El obispo Barrón, conocido por sus intervenciones en los medios de comunicación, que no tiene reparos en contestar a cuantas preguntas le formule el público, ha constituído este Instituto para responder a "lo que creo es el mayor desafío de nuestro tiempo", señala. 

Ejército de Evangelistas 

El primer paso ha sido formar una comunidad de evangelistas que comparten la misma misión y deseo de proclamar a Cristo usando la belleza, la bondad y la verdad. La tarea fundamental de entrenar a los evangelistas modernos para proclamar efectivamente a Cristo a la cultura es el motivo principal detrás del establecimiento del nuevo Instituto Word on Fire (WOFI).

"Necesitamos un vasto y bien formado ejército de evangelistas", dice el director del Instituto Word on Fire, Jared Zimmerer, "que se alientan unos a otros, luchan por una relación radical con Cristo a través de los sacramentos y salen de su casa todos los días listo para proclamar a Cristo en la cultura ". 

Esta combinación de comunidad y acción es esencial para el futuro movimiento de Word on Fire. El nuevo Instituto es el principal punto de partida para esta necesidad de realizarse.

Características del nuevo evangelista 

Según este Instituto, el nuevo Evangelista debe: estar enamorado de Jesucristo, estar lleno de ardor, conocer la historia de Israel, conoce la cultura, amar la Gran Tradición, tener un corazón misionero, y conocer y amar los nuevos medios. 

Ocho principios

Principio 1: cristocentrismo inquebrantable. "Todo gira alrededor y regresa a Cristo, por lo que las relaciones, la teología, la política, el arte, la filosofía, todos encuentran su centro en Cristo". 

Principio 2: Evangelización de la cultura. Muchos cristianos de hoy han llegado a reconocer el medio cultural actual como post-cristiano. 

Principio 3: Compromiso especial con los nuevos medios. Debido a los avances en Internet, las comunicaciones inalámbricas y las redes sociales, el Evangelio de hoy se puede propagar de manera más amplia y eficiente que nunca. 

Principio 4: Arraigo en el cuerpo místico. El proyecto misionero de Word on Fire siempre se ha basado en la intercesión de los santos y los ángeles. Por lo tanto, como los santos continúan siendo fundamentales en la vida espiritual del Obispo Barron, así también deberían estar en nuestras vidas interiores individuales al igual que nosotros también respondemos al llamado universal a la santidad.

Principio 5: Liderar con belleza. En una cultura dominada por el relativismo como la nuestra, hacer un llamado inicial a los que están fuera de la Iglesia con argumentos meramente intelectuales o amonestaciones morales no suele ser el camino más prometedor. 

Principio 6: Ortodoxia afirmativa.  La fe católica delinea límites objetivos a la vida moral y religiosa pero opera a partir de una estructura jerárquica y exige a sus miembros que nieguen fácilmente sus deseos más carnales por el bien de una vida espiritual más robusta. Pero contra los nuevos ateos, la Iglesia ve tales cosas como necesarias para una vida plena y gozosa.

Principio 7: Apostolado colaborativo. El Concilio Vaticano II enfatizó que los laicos y el clero deberían colaborar más estrechamente entre sí.

Principio 8: Basado en la Eucaristía. El Movimiento se centra en un punto esencial: la persona eterna de Jesucristo. ¿Cómo podemos asegurarnos de ser fieles a este primer principio en nuestra vida cotidiana? La Sagrada Eucaristía es un don diferente a cualquier cosa que se haya dado alguna vez.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo