Mundo

Congo: El nuncio afirma que esperan al Papa para curar las heridas tras el atentado yihadista

El país refuerza las medidas de seguridad. En la misa con el Santo Padre se espera que asistan 2 millones de personas

Atentado terrorista en una iglesia pentecostal de la RD del Congo.
photo_camera Atentado terrorista en una iglesia pentecostal de la RD del Congo.

El Papa Francisco viajará a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur
del 31 de enero al 5 de febrero. A escasos días de este viaje apostólico, Congo ha sufrido un devastador atentado el pasado domingo por parte de radicales islámicos, Iscap, la rama del Isis en África Central. 

El atentado golpeó una iglesia pentecostal en Kasindi, en el territorio de Beni, Kivu Norte, al este de la República Democrática del Congo, en la frontera con Uganda que según Vatican News, dejó al menos 17 muertos y más de cuarenta heridos. Los yihadistas, que ha reivindicado este atentado, colocaron y detonaron el artefacto y amenazaron con nuevos atentados. 

Encuentro con el Papa 

Monseñor Ettore Balestrero, nuncio apostólico en el país, ha afirmado que este acto terrorista es "una señal preocupante, más aún porque confirma la involución de la situación sobre el terreno. Precisamente por eso, el encuentro del Papa, cuando venga, con las víctimas del Este será muy importante". 

El atentado en el templo pentecostal "describen un auténtico infierno. En las fotos que me enviaron se ven cuerpos mutilados de adultos y niños", describe el Nuncio. 

Se esperan dos millones de personas 

Por eso, en el Congo se espera al Papa con emoción: "El esfuerzo en materia de seguridad y orden público es gigantesco: baste decir que se espera que a la misa que el Papa celebrará en Kinshasa asistan al menos 2 millones de personas. Cada semana me reúno con el Primer Ministro y el jefe de la Iglesia local. Se ha hecho mucho", expone el Nuncio.

Mons. Balestrero cuenta una historia maravillosa que se ha producido antes de la visita del Papa: "Un chico que asiste a misa todos los domingos aquí en la Nunciatura. Se interesó por la visita del Papa y ayer mismo me pidió recibir todos los sacramentos de la iniciación cristiana. Este me parece el objetivo principal de la visita: despertar la fe en los que no la tienen y fortalecer la alegría en los que sí. Muchos dicen que la visita del Papa es un sueño hecho realidad. En todo el país hay expectación por recibir una palabra de consuelo y también por curar heridas que desgraciadamente siguen sangrando y especialmente sangran en el este". 

Congo vive momentos devastadores 

Mons. Balestrero considera que en el Congo se está viviendo una situación devastadora: "gente muriendo en la carretera, se están desarrollando enfermedades, por desgracia también el cólera, y se necesitan urgentemente lugares donde alojar a la gente. La Iglesia está haciendo un gran trabajo, los sacerdotes y las monjas permanecen sobre el terreno, se han convertido en catalizadores de la ayuda: recogen ropa, medicinas, alimentos y los distribuyen. Es una diócesis dividida en dos, baste decir que de 32 parroquias, seis están en territorio ocupado por el M23". 

Por otra parte, el Nuncio afirma que existe una gran colaboración entre las Iglesia Católica y las confesiones protestantes. El atentado de domingo tuvo lugar en un templo que hace referencia a la Iglesia de Cristo en el Congo. 

"La causa de todos estos conflictos es la riqueza del subsuelo del Este. Es la razón fundamental de su importancia estratégica con todos los países vecinos y es la causa principal de la economía de guerra que se perpetúa en esta zona del Este. También hay colaboración ecuménica en la preparación de la visita del Papa: se les invitará, por ejemplo, a reunirse con algunos desplazados y con el Papa, algunos de los cuales no son católicos. Juntos intentamos acompañar el desarrollo democrático del país", señala el Nuncio. 

El ejército hace un llamamiento a la población 

Según el ejercito del Congo, este atentado ha sido una represalia por las bajas infligidas por el ejército a los yihadistas, según recoge la agencia Fides. Según el capitán Antony Mualushayi, portavoz de las FARDC (Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo) "antes de fin de año el ejército regular había hecho un llamamiento a la población para que tuviera cuidado con la posibilidad de atentados, porque tenemos información fiable de que, ante las pérdidas sufridas, los terroristas se preparaban para atacar asentamientos civiles. Tomamos medidas de seguridad para proteger a los civiles. Sin embargo, por desgracia, los terroristas consiguieron colocar un artefacto explosivo improvisado en la iglesia de Kasindi”. 


El portavoz militar concluyó: "La población debe saber que nos enfrentamos a una amenaza terrorista, pero les pedimos que mantengan la calma y confíen en el ejército". 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes