Mundo

Misioneros entre los drogadictos con un proyecto en el que participan los jovenes que han conseguido salir de la calle

El proyecto tiene ya 15 años de andadura en México y se basa en un proceso de conversión en el que la clave es sentirse arropados por Dios. Los jóvenes que consiguen salir sirven de "vacuna" para otros que todavía están dentro.

Se llama Sistema Integral de la Nueva Evangelización y lo dirige el sacerdote Alfonso Navarro. Han montado la Estrategia de Qohélet, que llaman "Reingeniería social" y que ataca distintos frentes: familia, psicólogo, conflictos vitales... Ofrecen a los jóvenes alternativas como el deporte para que no tengan que recurrir a las drogas.

Esta experiencia de conversión y misión entre los jóvenes de la droga en México está resultando un éxito. Recoge el servicio de información de la archidiócesis de México, que cuenta el caso de Benjamín, un joven que, por indicación de su madre, conoció este grupo. Afirma: "Soy ex adicto, Dios me salvó la vida y me dio otra oportunidad".

El arranque está en la oración: "cuando me di cuenta ya estaba dando retiros, en misiones, como laico consagrado, hasta que me dije 'esto es lo que quiero de mi vida', porque Dios me dio una oportunidad, pero somos muchos los que hemos caído en violencia y adicciones", expresó. Lo más importante es que el efecto en una persona se transmite fácilmente a otras, que los jóvenes que dejan la droga se convierten en fermento para otros jóvenes. Lo que él hace es "salir a buscar a la pandilla... y quién mejor que un ex adicto en recuperación para llegarle a la banda, somos como una vacuna contra las drogas".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes