Mundo

El Ministerio de Asuntos Exteriores defiende la libertad religiosa, pero no asume ningún compromiso

El Ministerio de Asuntos Exteriores desoye el acuerdo adoptado por el Pleno del Congreso de Diputados el 2 de marzo de 2011 en el que "instaba al Gobierno a actuar en defensa del derecho fundamental a la libertad de conciencia, de pensamiento y de religión ante las autoridades competentes de aquellos países en los que se producen vulneraciones del derecho fundamental a la libertad religiosa".

Las asociaciones Enraizados y el Observatorio para la Libertad Religiosa lanzaron en mayo una campaña para denunciar la situación de Monseñor Tadeo Ma Daquin, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Shangai desde el 7 de julio de 2012. Cuando el prelado declaró que renunciaría a sus cargos en la Iglesia Patriótica fue privado de su libertad. Por ello, estas asociaciones solicitaban al Gobierno español una serie de acciones para pedir la liberación de monseñor Ma Daquin.

Como explican desde las entidades promotoras, esta campaña se fundamenta en el derecho a la libertad religiosa y de conciencia reconocida en numerosos tratados internacionales. Tres meses después de su lanzamiento, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha contestado a través de su gabinete expresando su total respeto a la libertad de religión o de creencias sin más compromiso que actuar en los diferentes foros en defensa de la libertad de creencia.

Desde la Asociación Enraizados y del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia declaran que "esto y nada es lo mismo" y que "resulta que en pleno siglo XXI algunos países tienen la libertad para vulnerar los derechos y creencias de la mayoría de sus ciudadanos. Y el Gobierno español se limita a hacer una declaración formal sin ninguna petición ni compromiso"

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable