Iglesia-Estado

Sanción a los vecinos de Callosa de Segura por proyectar la cruz derribada

El ayuntamiento ha multado con 875 euros a quienes portaron una cruz de flores hasta la plaza de la iglesia del pueblo

Retirada de la Cruz de Callosa de Segura.
photo_cameraRetirada de la Cruz de Callosa de Segura.

El alcalde socialista de Callosa de Segura (Alicante), Fran Maciá, ha sancionado a los vecinos que proyectaron la luz de la cruz que el consistorio derribó el pasado 29 de enero, de madrugada y con un fuerte dispositivo de seguridad,  en aplicación de la Ley de Memoria Histórica con 875 euros, según ha sabido Religión Confidencial.

Los vecinos estuvieron durante más de un año “haciendo guardia” para que no se derribara la cruz existente en la localidad, pero el ayuntamiento ejecutó su  polémica decisión, tal como informó este digital el 30 de enero.

Tras ese derribo, los vecinos iluminaron la silueta de la cruz en la fachada de la iglesia, y el alcalde dio orden de encender unos focos más potentes para que no se viera la luz de la cruz, además de prohibir a la Plataforma en Defensa de la Cruz que se acercaran con una cruz de flores a la plaza de la iglesia, que es donde estaba ubicada la cruz que se había derribado.

Asimismo, el ayuntamiento  ha sancionado con 875 euros a quienes llevaron la cruz de flores, lo que para un vecino  es “insólito que se castigue más proyectar una luz de una cruz que conducir borracho”.

Según ha sabido este digital, se están recogiendo firmas para pedir al Fiscal de Delitos de Odio y Discriminación, Alfonso Aya, para que actúe contra los ataques de odio del alcalde, “por cristianofobia del gobierno tripartito de Callosa de Segura”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo