Iglesia-Estado

Un psiquiatra urge a realizar testamentos vitales "cristianos" rechazando la eutanasia

Ramón Palmer ayuda a enfermos mentales en esta tarea: “Tenemos que inundar las notarías para que prevalezca nuestro derecho a vivir y que otros no decidan por nosotros"

Ramón Palmer.
photo_cameraRamón Palmer.

Ramón Palmer Viciedo psiquiatra y Jefe de Sección de la Unidad de Hospitalización Breve de Salud Mental en el Hospital Provincial de Castellón, ha manifestado a Religión Confidencial su “honda preocupación por el proyecto de ley de eutanasia en España, por lo que hace falta una reacción que nos lleve a los católicos a dar testimonio de nuestros valores y que ninguna administración esté por encima de ello”.

Este psiquiatra, con décadas de experiencia profesional, lleva 20 años trabajando en los testamentos vitales de pacientes mentales: "Mi experiencia como psiquiatra es que hay personas que desean morir – por ejemplo, a causa de una depresión – y lo que piden en realidad y sin que lo digan es que les ayudemos a curarse”.

Palmer propone así que “los católicos hagamos documentos de voluntades anticipadas, testamentos vitales cristianos, en los que demos ejemplo ante la sociedad de nuestros valores de vida, manifestando de forma explícita y clara nuestra renuncia a la eutanasia”.

En ese testamento vital, además, Palmer piensa que es oportuno “solicitar los cuidados paliativos a la administración y manifestar el deseo de recibir los Sacramentos en nuestra estancia hospitalaria”.

Ejemplaridad de los católicos

Al ser preguntado por Religión Confidencial si es una propuesta por ser católico, ha respondido que “defender la vida no es cuestión de fe, pero los católicos hemos de ser ejemplares en defenderla, sobre todo cuando parece imponerse una concepción favorable o permisiva con la eutanasia”.

En concreto, manifiesta haber “expresado esta opinión del testamento vital cristiano a diversas autoridades eclesiásticas, de modo que las diversas instituciones de la Iglesia Católica se sumen a esta reacción”.

Su preocupación también se extiende a la formación y los argumentos que se manejan entre los estudiantes de Medicina. “En un aula de estudiantes de Medicina, hace unos días, un profesor pidió que levantaran la mano los que eran partidarios de la eutanasia: todos la levantaron, menos uno, mi hijo”.

“No ser médicos matasanos al servicio de la administración”

Tenemos que inundar las notarías, los centros de atención a los pacientes, de modo que nuestro derecho a vivir y que otros no decidan por nosotros prevalezca”, afirma Ramón Palmer. Él mismo afirma que tiene hecho su testamento vital. 

Señala que “los médicos nos formamos para ayudar a vivir, no podemos ser médicos matasanos al servicio de la administración”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes