Iglesia-Estado

El prior del Valle de los Caídos se defiende: "No he desacatado al Supremo"

La Abadía no autoriza el acceso a un “lugar sagrado” en defensa del principio de inviolabilidad de los lugares de culto y a la correcta interpretación de los acuerdos con la Santa Sede

Santiago Cantera.
photo_cameraSantiago Cantera.

El prior de la abadía del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, tuvo ayer un día movido. Tras la carta que le envió la vicepresidenta del Gobierno preguntándole si finalmente iba a autorizar al Gobierno el acceso a la Basílica para exhumar a Franco de acuerdo a la sentencia del Tribunal Supremo, Cantera finalmente ha respondido con otra carta dirigida a Carmen Calvo.

En ella alegan , "vulneraciones de derechos fundamentales cuya última palabra, como bien sabe, no le corresponde al Tribunal Supremo sino al Tribunal Constitucional (máxima autoridad en materia de garantías constitucionales -art. 123 CE-) y, en su caso, al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH)", afirman.  

20 monjes benedictinos 

Además de que no cuentan con el consentimiento de la familia, el prior considera que si autorizáramos, ahora, la exhumación, "no solo dejaríamos sin finalidad legítima los recursos de amparo que, sin duda, se producirán, sino que careceríamos de justificación para oponernos -como nos opondremos- a la exhumación -anunciada en los escritos del Estado- de los 20 monjes benedictinos que yacen en el cementerio de la Abadía".

Por lo tanto, finalmente le comunica que esta Abadía "no autoriza el acceso a la Basílica (lugar de culto) con la finalidad de acceder a una “res sacra” (sepultura)".

Tras esta carta las reacciones no se han hecho esperar y en opinión de Santiago Cantera algunos medios han titulado de manera incorrecta. Tan es así, que el prior ha enviado un comunicado para dejar claro la postura de la Abadía benedictina. 

No ha desacatado la sentencia del Supremo 

La carta dice así: 

"Esta Abadía no ha desacatado, en modo alguno, ninguna Sentencia del Tribunal Supremo; en primer lugar, porque todavía no ha sido dictada en el procedimiento en el que esta Abadía es parte y, en segundo lugar, porque lo recurrido ante el Tribunal Supremo es un Acuerdo del Consejo de Ministros que reconoce, expresamente, necesitar de la autorización eclesiástica para proceder a la ejecución de dicho Acuerdo y, desde luego, el Tribunal Supremo no puede modificar el contenido del acto recurrido". 

"Lo cierto es que esta Abadía no autoriza el acceso a un “lugar sagrado” (Basílica) para, a su vez, acceder a una “cosa sagrada” (sepultura) y todo ello en defensa del principio de inviolabilidad de los lugares de culto y en defensa de la correcta interpretación de los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede, sin perjuicio de otros derechos fundamentales y valores morales y religiosos que entendemos vulnerados".

"Utilizar los posibles recursos contra resoluciones judiciales no es desacato, sino ejercicio legítimo de derechos fundamentales. En consonancia con ello, la Abadía benedictina defenderá sus derechos y, en especial, el concepto de inviolabilidad de los lugares de culto en todas las instancias nacionales e internacionales a las que tenga acceso con arreglo al ordenamiento jurídico aplicable". 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes