Iglesia-Estado

Los monjes del Valle de los Caídos consideran que, si se quita la cruz, no tendría sentido ni la Abadía, ni la Basílica

Aseguran que algunos concejales de Podemos con los que mantienen contacto no quiere retirar el símbolo cristiano, “solo a Franco”

Recreación del Valle de los Caídos sin la cruz monumental.
photo_cameraRecreación del Valle de los Caídos sin la cruz monumental.

A la polémica sobre la exhumación de Franco se unió la semana pasada la propuesta de Podemos de demoler la Cruz cristiana del Valle de los Caídos y echar a los monjes benedictinos de la Basílica. El grupo morado considera que la Basílica y la Abadía son un lugar de “culto al franquismo”.

Lo cierto es que, con las leyes en la mano, ni la Basílica, ni la Abadía se pueden tocar, ni siquiera la tumba de Franco. En cualquier caso, en el supuesto de que la Cruz fuera derribada, no tendría sentido la presencia de los monjes. “Sin la Cruz monumental, que representa un símbolo cristiano, ni la Abadía ni la Basílica tendrían razón de ser”, revelan a RC fuentes cercanas al Valle. 

La Cruz, además de representar un símbolo cristiano, es un monumento artístico realizado en granito que en sus basamentos, presenta cuatro esculturas de los evangelistas realizadas por Juan de Ávalos, y otras cuatro representaciones de las virtudes cardinales.

Convertirlo en un parque temático

Las mismas fuentes consultadas por RC indican que la demolición de la Cruz sería el primer paso para descristianizar el Valle y convertirlo en un “parque temático”.

Y no todos los políticos de Podemos están de acuerdo con esta propuesta de su partido. Algunos concejales locales no apoyan la iniciativa de retirar la Cruz más grande del mundo, que mide 150 metros de alto y unos 46 metros de ancho en los brazos.

Algunos ediles próximos a la Basílica quieren exhumar a Franco del Valle, pero no demoler la cruz, que la consideran un monumento histórico y religioso digno de respetarse, según ha podido conocer RC.

Por ahora, es un proyecto que desde el punto de vista jurídico está muy lejos de llevarse a cabo, a pesar de que el pasado 1 de octubre representantes de Patrimonio Nacional visitaron la Basílica Pontificia, ya que el Valle pertenece a esta entidad estatal aunque está gestionada por la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

En un comunicado hecho público por la Abadía, se deja constancia que ni el prior ni ninguno de los monjes, se reunieron con dichas personas y se enteraron de la visita por los medios de comunicación. 

19 monjes benedictinos

Por otra parte, respecto a la exhumación de los restos de Franco, tal y como está redactado el decreto,  dicha normativa obliga también a exhumar a 19 monjes benedictinos enterrados allí. El gobierno por ahora lo tienen difícil, ya que dicho decreto está “lleno de abusos de derechos”, según las mismas fuentes.  

Respecto a la gestión del Valle, las mismas fuentes consultadas por RC, aclaran que ni los monjes benedictinos ni la Fundación que gestiona el Valle, tienen conocimiento de “los ingresos que recibe el Valle de las entradas al complejo turístico”.

El importe que reciben de Patrimonio (340.000 euros) está pensado para que reviertan en el Valle y en su mantenimiento, según los estatutos de dicha Fundación. Desde 2009 este importe está congelado y en este momento se están iniciando las conversaciones para que se aplique correctamente el régimen de la Fundación en cuanto a sostenimiento  y financiación del Valle, incluido personal y gastos de los monjes que, tal y como se recoge en los estatutos, deber revertir en la entidad beneficiaria que es la comunidad benedictina.

La hospedería y la tienda son los dos únicos establecimientos que gestionan directamente los monjes de la Abadía que prácticamente cubren los gastos del negocio.

RC también ha podido saber que la jerarquía eclesiástica está en permanente contacto con la comunidad benedictina del Valle.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo