Iglesia-Estado

Denuncia que el 80% de los niños indigentes lo serán de adultos

Cáritas reprende a los políticos: hay pobreza porque no se invierte en familia

Mientras que las pensiones mejoran la situación del 86% de los mayores, no existen ayudas para la población infantil, que se dejan a la responsabilidad de los padres

Diócesis de Cartagena. Refuerzo escolar. Foto Cáritas.
photo_cameraDiócesis de Cartagena. Refuerzo escolar. Foto Cáritas.

Cáritas ha presentado el estudio “La transmisión intergeneracional de la pobreza: factores, procesos y propuestas”, realizado por la Fundación FOESSA. En este informe se constata que la pobreza se hereda: el 80% de los niños pobres en España, lo serán cuando sean adultos. La ONG de la Iglesia denuncia asimismo, que los distintos gobiernos no han invertido en infancia ni en familia, lo que ha provocado una segregación entre la población infantil normal o con recursos y la marginal. 


Este informe constata que el mayor riesgo de pobreza y de exclusión social se da entre las familias con hijos a cargo. El riesgo de las familias con menores es notablemente mayor al de cualquier otra configuración familiar.

En la actualidad, 712.00 hogares viven sin ingresos, razón por la cual, Cáritas pide al Gobierno que se destine la renta mínima a estas familias. Tomando como referencia otros modelos europeos, la ONG de la Iglesia Católica pide una política basada en un sistema de prestaciones universales destinadas a la familia y a la infancia, que ponga freno a la reproducción de la discriminación social.

Si bien antes los grupos con mayor riesgo de pobreza eran los mayores, ahora esto ha cambiado pasando a concentrarse el riesgo en las familias con menores. Ello responde al hecho de que la inversión en tercera edad no está cuestionada mientras que la inversión en infancia se observa como una responsabilidad de los progenitores. 

En el estudio se afirma que la protección social de la infancia en España, en lugar de ir dirigida a todos los menores, sólo se destina, en la mayoría de las ocasiones, a quienes se encuentran en situación de desamparo o riesgo, causando discriminación.   

Comparado con la media de la UE, España invierte muy poco en familia e infancia: solo un 1,3% del PIB nacional frente al 2,2% de media de la UE27. El informe evidencia también que el sistema español de impuestos y prestaciones ha sido y es uno de los menos efectivos en la redistribución de las rentas familiares de toda la UE.

Ha fracasado el modelo social

“Estos datos verifican que ha fracaso el modelo social español y que tampoco funciona el sistema educativo. La igualdad de oportunidades queda más como una aspiración que como una realidad”, ha afirmado Sebastián Mora, secretario general de Cáritas Española y director ejecutivo de FOESSA.

Otro dato alarmante: en los centros sociales y en las ONG se están atendiendo a los nietos de aquellas personas que vivieron en condiciones extremas hace 30 años. 8 de cada 10 personas que vivieron graves dificultades económicas en su infancia y adolescencia, las están reviviendo en la actualidad como adultos. 

Tampoco funciona  el sistema educativo

El estudio demuestra que 8 de cada 10 personas cuyos padres no alcanzaron la primaria no han conseguido completar los estudios secundarios. Por lo tanto, la inversión en la educación debería ser una prioridad, de forma que el producto educativo que recibe la infancia no dependa de la capacidad para invertir en la enseñanza de sus padres.

Sebastián Mora concluyó su intervención evocando unas palabras del Papa Francisco a propósito del papel de la  familia: “La familia constituye la gran riqueza social, que otras instituciones no pueden sustituir, que debe ser ayudada y potenciada”. 


 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?