Iglesia-Estado

VIII Simposio Internacional de Derecho Concordatario

Acuerdos España-Santa Sede: solo diez países en el mundo no han firmado algún tipo de convenio

Uno de los ponentes: “Quienes critican el concordato no proponen una revisión, sino una derogación, algo totalmente inusual”

Manifestación de laicistas pidiendo la derogación de los acuerdos con el Vaticano.
photo_camera Manifestación de laicistas pidiendo la derogación de los acuerdos con el Vaticano.

El VIII Simposio Internacional de derecho concordatario celebrado el pasado fin de semana en la Universidad de la Coruña, arrojó una serie de conclusiones claras en torno a la financiación de la libertad religiosa.

En primer lugar, se dejó claro que los acuerdos de España con la Santa Sede, no son firmas del pasado, sino compromisos aprobados por unanimidad durante la transición democrática.

Se recalcó también que España no tiene una situación especial o privilegiada. “Únicamente una decena de países de todo el mundo no ha firmado algún tipo de acuerdo con la Santa Sede. Este fue un mensaje en el que insistió el ex socialista Francisco Vázquez, ex embajador de España ante la Santa Sede. Por lo tanto, España no forma parte de un grupo pequeño y anticuado de estados que han firmado pactos con el Vaticano, sino que casi todos los países del mundo también los han suscrito”, afirma a Religión Confidencial Miguel Ángel Asensio, profesor de Derecho Eclesiástico de la Universidad de Málaga.

Otra de las conclusiones emitidas en este Simposio fue que en la mayoría de los países europeos, el Estado financia parte de las actividades de las confesiones religiosas en función de su número de fieles, y cuyo fin principal es proteger la libertad religiosa.

“Por ejemplo, en Francia, uno de los estados más laicista de Europa, el Estado sufraga el patrimonio de las iglesias, entre ellas la católica”, apunta a RC Asensio.  

Estado laico, sociedad plural

Otra de las ideas que se subrayó en estas jornadas fue dejar constancia de que el Estado es laico y aconfesional, pero la sociedad es plural y tiene derecho a la libertad religiosa. “Los que critican los acuerdos de España con la Santa Sede, no hablan de revisar algunos puntos, sino de su derogación total, algo que se aleja totalmente del diálogo plural y democrático entre los países democráticos y el Vaticano”, señala Asensio.

“¿Cuánta gente en España piensa que solo la Iglesia católica está exenta del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles)? Eso es pura demagogia. Todas las confesiones religiosas de nuestro país, así como miles de asociaciones, fundaciones o entidades suscritas bajo la ley de mecenazgo cuyos fines son sin ánimo de lucro, también están exentas de este impuesto”, declara el profesor de Derecho Eclesiástico.

Así, la ley de Mecenazgo indica que las federaciones deportivas, ONG`s, asociaciones, fundaciones, sindicatos, entidades con actividades en defensa de los derechos humanos, de promoción cultural, del fomento de la tolerancia, etc., forman parte del paraguas de entidades que están también exentas del IBI.

No existe tal privilegio

Por lo tanto, las confesiones religiosas no tienen una situación de privilegio respecto a otras organizaciones sin ánimo de lucro. “Esta es una idea que hay que dejar muy clara”, afirma el profesor de derecho eclesiástico.

Expertos juristas reunidos en estas jornadas dirigidas a abogados, eclesiásticos y personas relacionadas con la temática, recalcaron también la importancia de la transparencia de las actividades de la Iglesia. A medida que la Iglesia Católica haga más visible las actividades que realiza con el dinero de los contribuyentes (es decir, mejore en transparencia) la sociedad tendrá más información del dinero que recibe y en qué se emplea.   

A estas jornadas acudieron algunos ecónomos de las distintas diócesis, la mayoría sacerdotes, que se ocupan de las cuestiones económicas de sus obispados. “Uno de estos ecónomos me ha llamado para preguntarme si dos edificios de sus diócesis, estarían exentos de IBI. Le he respondido que sí”, declara Asensio.  


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes