Familia

Ley Celaá: padres valencianos anuncian "negros nubarrones" sobre la educación concertada

Luis Gamón, presidente de FCAPA, critica la futura LOMLOE y los planes de la ministra

Luis Gamón, presidente de FCAPA.
photo_cameraLuis Gamón, presidente de FCAPA.

“Recogemos las inquietudes de miles de familias de alumnos que también se merecen un aplauso diario y que observan con preocupación el futuro más inmediato”, ha expresado a Religión Confidencial el recién nombrado presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia, Luis Gamón.

Luis Gamón considera que “no ha finalizado todavía este curso, y la ministra ya advierte cómo empezaremos el nuevo curso, reduciendo a la mitad las clases si no llega la vacuna contra el coronavirus, con un máximo de 15 por aula, debiendo compaginar la docencia presencial con la telemática: si toda la solución es esperar confinados hasta que llegue la vacuna, volvemos a la Edad Media”, ha afirmado a RC.

Para Gamón, “lo primero deberían ser los famosos tests, para docentes, alumnos y familias, cuantas veces haga falta, y medidas de higiene con buena organización, intentando volver a las clases presenciales el próximo curso con todas las cautelas necesarias”.

Señala el presidente de FCAPA que “es muy difícil de gestionar una parte presencial y otra telemática”.

“Negros nubarrones sobre la educación concertada”

Por otra parte, Luis Gamón denuncia la “tramitación apresurada de una nueva ley, la futura Ley de Educación (LOMLOE), sin el consenso de la comunidad educativa”.

“La LOMLOE trae negros nubarrones sobre la educación concertada”, ha señalado Gamón a este digital, subrayando que “la lista de aspectos controvertidos es larga”.

Entre esos aspectos controvertidos, menciona los siguientes: la eliminación de la demanda social para la planificación escolar en contra de la libertad de los padres y la consiguiente planificación centralizada desde la Administración; la subsidiariedad de la concertada respecto de la escuela pública, “cuando ambas deben ser complementarias”; y nuevas asignaturas en materias controvertidas como la perspectiva de género y la educación en valores cívicos y para el desarrollo sostenible 2030.

Así mismo, Luis Gamón destaca que “en la LOMLOE la asignatura de religión deviene irrelevante, “al ser de oferta obligatoria para los centros, voluntaria para los alumnos y no contar para la nota”.

Además, “se incorpora un representante municipal en el consejo escolar de los centros concertados, que hasta ahora no existía y que carece de justificación, y se deja en manos de la Comunidades Autónomas con lengua cooficial la determinación de la lengua vehicular”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?