Está pasando

Lo más destacado del Papa en Kazajistán: con el Imán de Al-Azhar, aliado contra el fanatismo religioso, encuentro con el Patriarcado de Moscú...

Francisco ante líderes religiosos: “El mundo espera de nosotros el ejemplo de almas despiertas y de mentes claras, espera una religiosidad auténtica"

El Papa en Kazajistán. Vatican Media
photo_camera El Papa en Kazajistán. Vatican Media

El viaje del Papa a Kazajistán está dejando algunas instantáneas y mensajes singulares. 

Estas son algunas de las principales huellas de Francisco en su 38º viaje apostólico: 

Diálogo entre Oriente y Occidente. Como dice Andrea Tornielli en su editorial, Desde la capital kazaja de Nursultán, donde en septiembre de 2001 Juan Pablo II, en un momento trágico de la historia de la humanidad, lanzó su grito para eliminar cualquier justificación del terrorismo y de la violencia que abusa del nombre de Dios, su sucesor Francisco llamó a renovar el espíritu que en 1975 condujo a pasos concretos de diálogo entre Oriente y Occidente. 

Peregrinación de paz. El martes 13 de septiembre, en el discurso durante su encuentro con las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático, y citando a su predecesor, Juan Pablo II, Francisco reconoció que "sobre todo, resuenan en el país las notas de dos almas, la asiática y la europea, que tienen una permanente «misión de conexión entre dos continentes", como había dicho el Papa Wotjyla en su discurso a los jóvenes el 23 de septiembre de 2001.

Encuentro con autoridades.
Encuentro con autoridades.

Con el Presidente de Kazajistán

Con el presidente de la República, Kasim-Yomart K. Tokaev, en el Palacio Presidencial “Ak Orda”, el Santo Padre regaló al Presidente de Kazajistán, una “Medalla conmemorativa” de su 38 Viaje Apostólico. La medalla, realizada por la artista italiana Amalia Mistichelli, representa a la derecha, a la Virgen María saliendo del Lago de la Misericordia, donde vierte los peces que le entrega el Niño Jesús a quien sostiene en sus brazos. La efigie está vinculada al Santuario de Oziornoje, en el norte de Kazajistán, símbolo de la salvación y la fe del pueblo kazajo desde 1941. En el centro de la medalla, se observa a la paloma de la paz entrando en una vivienda típica de Kazajistán -la yurta- parcialmente representada y rodeada de adornos típicos tradicionales. Mientras que, en el círculo de la medalla, se lee la inscripción en latín del viaje y la fecha, en la parte inferior el año.

Congreso de Líderes Religiosos

El encuentro, que llega a su séptima edición, se inaugura con la presencia del Papa. Didar Temenov, del Ministerio de Asuntos Exteriores kazajo: "En los últimos años ha habido muchas crisis entre conflictos, pandemias y desastres naturales. Las religiones deberán ser una piedra angular para las sociedades, para ayudar a superar los tiempos difíciles y fomentar el desarrollo espiritual y social". 

Discurso del Papa. Francisco, ante los líderes religiosos, pronunció un discurso en el que dijo: Hermanos y hermanas, el mundo espera de nosotros el ejemplo de almas despiertas y de mentes claras, espera una religiosidad auténtica. Ha llegado la hora de despertarse de ese fundamentalismo que contamina y corroe todo credo, la hora de hacer que el corazón se vuelva transparente y compasivo. Pero también es la hora de dejar sólo a los libros de historia los discursos que, por demasiado tiempo, aquí y en otros sitios, han inculcado sospechas y desprecio respecto a la religión, como si fuera un factor de desestabilización de la sociedad moderna. En este lugar es bien conocida la herencia del ateísmo de Estado, impuesto por decenios, esa mentalidad opresora y sofocante por la cual el simple uso de la palabra “religión” era incómodo. En realidad, las religiones no son un problema, sino parte de la solución para una convivencia más armoniosa. La búsqueda de la trascendencia y el valor sagrado de la fraternidad pueden, en efecto, inspirar e iluminar las decisiones a tomar en el contexto de las crisis geopolíticas, sociales, económicas y ecológicas —pero, en la raíz, espirituales— que atraviesan muchas instituciones en la actualidad, también las democracias, poniendo en peligro la seguridad y la concordia entre los pueblos. Por tanto, necesitamos la religión para responder a la sed de paz del mundo y a la sed de infinito que habita en el corazón de todo hombre.  

Con los líderes religiosos.
Con los líderes religiosos.

Pide un segundo encuentro con Kirill

Francisco fue el primer líder religioso en hablar durante el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales de Kazajistán. Llegó en silla de ruedas y fue se sentó en el sitio de honor, junto al presidente del país. El imán de Al-Azhar, autoridad moral del mundo sunnita, fue el primero en saludarlo. Ambos llevan años trabajando juntos contra el fanatismo religioso, informa Rome Reports. 

El Papa se reunió con delegación del Patriarcado de Moscú y pidió un segundo encuentro con Kirill. Tras la sesión plenaria del Congreso de líderes de distintas religiones, hubo tiempo para encuentros bilaterales. El Papa se reunió con el Gran Rabino Ashkenazi de Israel David Lau, y con Yitzhak Yosef, el rabino jefe sefardí de Israel. También saludó al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Jerusalén, Teófilo III. Aunque el encuentro más esperado fue este, con la delegación del Patriarca Ortodoxo de Moscú, informa Rome Reports.  

Se esperaba que Kirill y Francisco se reunieran en este Congreso, pero el patriarca decidió no viajar. Su ministro de exteriores señaló que un encuentro de ese calibre debería organizarse de modo independiente a eventos como este. La última vez que ambos se vieron fue a través de una videollamada, con motivo de la guerra en Ucrania, la cual ha generado tensiones entre ambos líderes.

El episodio que quizás más ha podido generar distancia entre ambos fue la advertencia que lanzó el Papa en una entrevista a la prensa italiana, por decir que Kirill no debe ser el monaguillo de Putin.

Misa ante seis mil católicos 

·n la Plaza de la Expo de Nur Sultán, donde miles de fieles católicos, más de  6.000, acudieron a la Santa Misa en el día de la Exaltación de la Santa Cruz. A las 5 de la tarde, se dio inicio a la celebración eucarística en latín y en ruso. En un altar remontado por una inmensa pero sencilla cruz de madera tallada con la imágen de Jesucristo,  el Pontífice abrió su homilía admitiendo que, si bien “la cruz es un patíbulo de muerte, celebramos la exaltación de la Cruz, porque “sobre ese leño Jesús ha tomado sobre sí nuestro pecado y el mal del mundo, y los ha vencido con su amor”.

Luego, el Santo Padre se inspira en la lectura del Antiguo Testamento de hoy que narra el ataque de las serpientes que muerden al pueblo de Israel, que abrumado por el viaje en el desierto hacia la tierra prometida, se queja, murmura contra Dios, pierde su confianza en Él y en su promesa. "No es casual que, agotándose la confianza en Dios, el pueblo sea mordido por las serpientes que matan".

Hoy 15 de septiembre, último día de su viaje, mantendrá un encuentro privado con los miembros de la Compañía de Jesús en la Nunciatura Apostólica, y un encuentro con obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas y consagrados y agentes de Pastoral en la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. 

A las 15.00 horas se prevé la Lectura de la Declaración final y clausura del Congreso en el Palacio de la Independencia. 

Francisco antes de la Eucaristía.
Francisco antes de la Eucaristía.

 

   
   

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes